Economía/Empresas.-La conservera Salica eleva sus ventas un 9%, hasta 78 millones, una cifra que prevé mantener este año

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS) La conservera vasca Salica Industria Alimentaria cerró el pasado ejercicio con un volumen de facturación de 78 millones de euros, lo que supone un aumento del 9% respecto al año anterior. A lo largo de este año, en el que espera mantener la cifra de ventas, la compañía prevé una producción de 77.000 toneladas y entrar en nuevos mercados como Estados Unidos y Canadá, según informaron fuentes de la empresa a Europa Press. Esta compañía, ubicada en la localidad vizcaína de Bermeo, pertenece a Albacora, el mayor grupo atunero de Europa, integrado por 2.000 trabajadores y con una flota de 28 buques y unas capturas de 120.000 toneladas al año. Dentro del grupo vasco Albacora, se integran Sálica Industria Alimentaria, Sálica Alimentos Congelados y Sálica del Ecuador, sociedades cuyo objetivo fundamental es la captura, transporte, almacenaje, distribución, comercialización y envase de túnidos. El grupo surgió en 1974 con la constitución de la compañía matriz Albacora y Salica Industria Alimentaria se creo en 1991, convirtiéndose en la conservera del grupo. Por su parte, Salica Alimentos Congelados, ubicada en A Coruña se puso en marcha en 1999 y está dedicada exclusivamente a la producción de atún congelado. En 2004, inauguraron su nueva planta productiva de 6.000 metros cuadrados. La última adquisición del grupo Albacora fue Salica Ecuador, un planta de 90.000 metros cuadrados inaugurada en 2002 como base logística, pesquera industrial y atunera, que permite "mejorar las distintas fases del ciclo productivo y comercial del atún". SALICA INDUSTRIA ALIMENTARIA Salica Industria Alimentaria comercializa diversas marcas en función del canal al que se dirijan. En concreto, para la gran distribución se ofrece, por un lado, la línea de Conservas Campos, que cuenta con bonito, atún claro y especialidades como almejas, berberechos, mejillones, navajas, ventresca y platos preparados y, por otra parte, la línea de Congelados Campos, que es, en la actualidad, "la gama más amplia de productos y precocinados de atún del mercado". En la hostelería, su marca es Salica y está centrada en el atún claro en formatos industriales. En principio, se orienta al profesional y está diseñada para atender las necesidades de la restauración. Por último, Bachi es la marca especializada en conservas de atún tanto para el consumo doméstico como para la hostelería. Sálica Industria Alimentaria logró en 2007 unas ventas de 71,5 millones de euros y el pasado ejercicio mejoró sus previsiones que eran alcanzar 73 millones, ya que finalmente cerró 2008 con una facturación de 78 millones. La previsión para 2009 es repetir las cifras de facturación del año anterior. A lo largo de 2008, las exportaciones de Salica Industria Alimentaria supusieron el 20 por ciento de la facturación y, entre las principales zonas donde vendieron sus productos se encuentran Italia, Alemania, Reino Unido y Sudamérica. La conservera cuenta con una plantilla de 398 personas y su producción se elevó a 77.000 toneladas en 2008, una cifra que esperan repetir en 2009. INVERSIONES Las inversiones acometidas durante el pasado año se elevaron a 600.000 euros, destinadas a mejora de procesos e infraestructuras y la cifra prevista para este año será similar y "con los mismos objetivos de mejora". Los principales mercados a los que dirigen sus productos son España, Alemania, Reino Unido y Sudamérica y el objetivo a lo largo de este año será entrar en "nuevos mercados" como EEUU y Canadá, a través de alianzas con socios locales. Por otra parte, la empresa está trabajando en el lanzamiento de nuevos productos para hostelería tanto en conserva como en congelado. Sus objetivos a medio y largo plazo son asentar mercados en conservas y en congelados crecer un 30 por ciento en un plazo de cinco o seis años. Ante la actual coyuntura, prevén que baje la demanda y que, consecuencia de ello, se produzca una bajada de los precios de la materia prima. Sobre los efectos que pueda tener sobre su cuenta de resultados, indicaron que es difícil evaluar las repercusiones derivadas de la actual coyuntura, pero, en todo caso, señalaron que les está "tocando" la crisis más tarde que a otros sectores.