Economía/Pesca.- Ecologistas rechazan debatir sobre el plan de pesca del atún rojo en 2009

MADRID, 10 (EUROPA PRESS) Greenpeace, Ecologistas en Acción, y WWF/Adena han rechazado participar en la reunión convocada para mañana por la Dirección General de Recursos Pesqueros del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en la que se debatirá la aplicación en España de las normas que regularán la pesca del atún rojo durante 2009, por considerar que el actual plan de gestión del Gobierno "no tienen en cuenta las recomendaciones científicas condena a la pesquería al colapso". La Recomendación 08-05 de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA), que regula la pesca del atún rojo, fue aprobada el pasado mes de noviembre en Marrakech (Marruecos) con el apoyo de España. En ella se establece una cuota de captura en 2009 de 22.500 toneladas. "Un 50% más de la cantidad máxima que los científicos consideran, en sus estimaciones más optimistas, que se podría capturar para evitar el colapso de la población", aseguraron hoy estas organizaciones en un comunicado. A su juicio, el plan del Gobierno no soluciona el "gran problema de la pesquería", "el elevadísimo número de barcos industriales de cerco", que califican de "una receta para el desastre". Según el portavoz de Greenpeace, Sebastián Sarasola, con el número de cerqueros industriales dedicados a pescar atún rojo que existe en el Mediterráneo "hoy en día es seguro que se volverán a capturar miles de toneladas ilegalmente". "Para debatir la aplicación de un plan desastroso que incumple las obligaciones de los gobierno de conservar racionalmente los recursos marinos, no es necesaria nuestra presencia", apostilló. Por su parte, el coordinador de Medio Marino de Ecologistas en Acción, Jorge Sáez, añade que el plan "incumple" la proposición no de ley sobre atún rojo que fue aprobada por la Comisión de Medio Ambiente del Congreso el pasado octubre, "con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, PSOE incluido". Desde WWF, el responsable de Pesquería, Raúl García, aseguró que la organización no desea "ser cómplice" de una hipotética desaparición del atún rojo, pero que "no lo dan todo por perdido" y seguirán trabajando en la conservación de esta especie en "aquellos organismos que, de forma efectiva, puedan resolver el problema como el Convenio CITES".