Economía/Pesca.- La flota atunera pide que la Operación Atlanta amplíe la zona de control contra la piratería en Somalia

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) Los 50 buques comunitarios que actualmente faenan en aguas del Índico se encuentran "refugiados" en el canal de Mozambique ante la "presión" de la actividad de los piratas, que se han desplazado hacia el Sur, actuando incluso en aguas de la Zona Económica Exclusiva de Seychelles, informó hoy la Confederación Española de Pesca (Cepesca), que reclamó que la Operación Atlanta amplíe la zona de control para optimizar la protección de la flota al Sur de Somalia. El secretario general de Cepesca, Javier Garat, solicitó hoy al secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, que la Operación Atalanta desplace su radio de acción hacia el Sur y el Este de Somalia, con el fin de dar cobertura a la flota atunera, "asediada" por la acción de los piratas. Además, la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (Anabac) y la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) han enviado sendos escritos a los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores para que soliciten a los mandos de la Operación Atalanta que amplíen su radio de acción hacia el Sur y el Este de Somalia, y que establezcan una base secundaria, bien en Mahe (Seychelles) o en Mombasa (Kenia). El director gerente de Opagac, Julio Morón, defendió la necesidad de que España demande un cambio en el operativo de la Operación Atalanta, que la UE mantiene para la defensa de los buques mercantes que atraviesan el Golfo de Adén frente a ataques piratas, con el fin de dar cobertura a la flota pesquera, que "a día de hoy se encuentra desatendida, tras el desplazamiento de los piratas a la zona donde faenan". Por su parte, el director gerente de Anabac, José Ángel Angulo, explicó que en las últimas semanas se ha agravado la situación de la flota, ya que los piratas han asediado a buques pesqueros y mercantes al Sur del ecuador, en la misma zona económica exclusiva de Seychelles, junto a las Islas Comores y frente al litoral de Kenia y Tanzania, a más de 500 millas náuticas (1.000 kilómetros) de la costa somalí, donde la flota opera con más asiduidad. La flota atunera comunitaria o de capital comunitario que faena en el Índico asciende a 50 buques, nueve de ellos auxiliares, cantidad que se ha reducido en un 20% en los dos últimos años por la acción de los piratas, que ha mermado la zona de pesca en el Índico a la mitad. Cepesca reconoció los esfuerzos del Gobierno español y su implicación en la defensa de la flota pesquera frente a los ataques piratas, y confió en que la situación pueda mejorar de manera que la seguridad de las tripulaciones pueda estar garantizada y se puedan evitar "percances serios".