El patrullero de la Armada 'Chilreu' regresa a Ferrol tras su campaña de vigilancia pesquera en el noroeste del Atlántico

FERROL, 25 (EUROPA PRESS)

El Patrullero de la Armada 'Chilreu' regresó ayer a su base en Ferrol, según informó hoy el Ministerio de Defensa, tras haber permanecido 42 días realizando tareas de vigilancia e inspección pesquera de la Unión Europea en caladeros del noroeste del Atlántico y el mar de Irminger.

En la zona en la que ha estado destinado el 'Chilreu' faena una flota compuesta principalmente por arrastreros españoles y portugueses, aunque también están presentes buques de Rusia, Lituania y las Islas Feroe, entre otros.

Durante su última campaña, el buque ha realizado tareas de vigilancia y control de las actividades pesqueras. A bordo, han permanecido dos inspectores de la Agencia Europea de Control de la Pesca con sede en Vigo. Además, ha desarrollado funciones de asistencia sanitaria a la flota pesquera española.

El buque, con una dotación de 44 personas y bajo el mando del capitán de corbeta Manuel Aguirre González, ha recorrido en esta campaña más de 5.500 millas, inspeccionado nueve buques y prestado asistencia sanitaria a tres tripulantes de dos barcos españoles.

Su trabajo se incluye en el programa de control e inspección de la Convención de Actividades Pesqueras del Atlántico Norte, de la que España es miembro, y que tiene como finalidad el cumplimiento de las medidas de conservación y gestión de los recursos pesqueros, así como una correcta regulación de las licencias, artes y cupos de capturas, y la detección de buques dedicados a la pesca ilegal.