El PP pide al Gobierno sacar el Puerto de Requejada del "limbo" jurídico, dragar el final de la ría y ampliar el espigón

Recalca que no hay problemas ambientales en el dragado de ese tramo para asegurar la navegabilidad y evitar una muerte "por inanición" SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS) El Partido Popular instará al Gobierno regional a aclarar con el Estado la situación jurídica del Puerto de Requejada, que se encuentra a su juicio en un "limbo y absurdo legal", así como a dragar la parte final de la ría de San Martín, como se ha hecho "históricamente", y a prolongar el espigón Oeste, tal como prevé el Plan de Puertos. En rueda de prensa, el diputado Luis Carlos Albalá recalcó que el PP no pide al Gobierno que drague las cuatro millas de canal, ni que acuda "en socorro" de una concesión privada, sino que haga lo que se ha realizado históricamente y garantice así la navegabilidad y seguridad de la ría, tanto para el puerto comercial de Requejada, como para las embarcaciones pesqueras y de recreo de Suances. Para ello, el Grupo Popular defenderá en el Pleno del próximo lunes una moción con la que pretende instar al Ejecutivo a adoptar varias medidas respecto a este Puerto y la ría de San Martín. En concreto, pide que se aclare con el Estado la situación jurídica; que se realice el dragado; y que se prolongue el espigón. Albalá recordó que el puerto comercial es "realmente trascendental" para un buen número de empresas de la comarca que no tienen otra "alternativa" para sacar sus productos en condiciones competitivas y que podrían llegar a perder contratos si continúa la paralización de actividad. El problema es que Capitanía Marítima ha decidido suspender la actividad comercial porque no se aseguran las condiciones de navegabilidad, ya que desde el verano pasado no se ha vuelto a dragar la parte final de la ría. Por ello, el PP pide al Gobierno que aborde ya los trabajos y rechaza los argumentos del elevado coste de esas labores por la acumulación de lodos contaminados. Según dijo, ese problema existiría si se propusiera dragar toda la canal de la ría, pero no es eso lo que se pide porque además, sería "desaconsejable". Lo que reclama el Partido Popular, secundando las demandas de los empresarios de la comarca, es que se draguen los últimos metros de la ría (entre 300 y 400) en los que, en opinión de Albalá, "no hay ningún problema medioambiental" porque no hay lodos contaminados, ya que las corrientes han hecho que se diluyan. RESPONSABILIDAD HACIA LAS EMPRESAS El diputado 'popular' rechaza igualmente el argumento de que se trata de una concesión privada, porque el dragado y la consecuente mejora de la navegabilidad afecta también a las embarcaciones pesqueras y recreativas, así como al futuro puerto deportivo y a las empresas que necesitan este Puerto para dar salida a sus mercancías en condiciones competitivas. "Al Gobierno nadie le pide que invierta en el Puerto de Requejada, ése es el equívoco. Nadie está pidiendo que socorra a una concesión privada. Lo que es responsabilidad del Gobierno de Cantabria es el trato a las empresas de la comarca", sentenció Albalá, quien opinó que los alcaldes de la zona "sin excepción" y las empresas quieren que ese puerto siga "vivo" y que el Gobierno regional no lo deje "morir por inanición". Además, aseveró que el coste del dragado podría oscilar entre 200.000 y 300.000 euros que, aunque "es dinero", no lo es tanto comparado con otros "despilfarros y desmanes" del Gobierno "muy superiores a esa cantidad". PROLONGACIÓN DEL ESPIGÓN Por lo que respecta a la prolongación del espigón Oeste, que los 'populares' demandan "a medio plazo" el diputado del PP recordó que está incluida en el Plan de Puertos y es "la obra de futuro" para la ría y "trascendental para el progreso industrial de la comarca". En este caso sí que reconoció que podría haber problemas ambientales. Lo primero habrá que hacer el estudio ambiental para analizar la influencia que podría tener el espigón en la dinámica litoral y las corrientes, máxime teniendo en cuenta que al lado está la playa; y ya con ese análisis se podría definir cómo se puede prolongar el espigón y con qué longitud. SITUACIÓN JURÍDICA En cuanto a la situación jurídica del Puerto comercial de Requejada, Albalá aseguró que la instalación se encuentra en una "absurda situación jurídico legal", y recalcó que aunque se trate de una concesión privada, todo puerto, sea de gestión privada o pública, debe tener una autoridad portuaria tutelar, que en este caso no hay. Así, recordó que cuando el Estado declaró los puertos de interés general y su inclusión en Puertos del Estado, éste no fue declarado como tal. En su opinión, eso debería haber implicado "automáticamente" que quedara amparado por la Comunidad Autónoma, en este caso a través del ente Puertos de Cantabria, pero no fue así. En consecuencia, el Puerto se encuentra "en un limbo jurídico, en un absurdo legal" del que se derivan los actuales problemas y, por ello, el PP quiere que el Gobierno regional inicie contactos con el central para aclarar la situación y determinar quién tiene la competencia sobre la instalación. "Habrá que hacer lo que en su día se hizo mal: dejar claro qué administración es la competente. Y entendemos que es la Comunidad Autónoma", sentenció Albalá, quien consideró que el PSOE también lo entiende así, a la vista de una iniciativa planteada hace años en el Parlamento sobre la titularidad jurídica del Puerto.