Greenpeace insta a los supermercados a que adopten una política de compra de pescado respetuosa con el medio ambiente

Denuncia que "ninguna" de las seis grandes cadenas que operan en España "alcanza siquiera" la mitad de los parámetros exigidos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

La organización ecologista Greenpeace instó hoy a los supermercados a que adopten una política de compra de pescado sostenible y a que garanticen que sus productos han sido capturados de manera respetuosa con el medio ambiente en el marco de la campaña 'Océanos'.

Los grupos locales de la asociación salieron hoy a la calle en 19 ciudades españolas, entre ellas Pontevedra, para denunciar las prácticas de estas grandes superficies y distribuyeron entre los clientes de los supermercados la 'Lista roja de Greenpeace de especies pesqueras'.

Según explicó en declaraciones a Europa Press la responsable de esta campaña, Paloma Colmenarejo, Greenpeace reclama a este tipo de comercios que no sean "cómplices" de la destrucción de los océanos y que, "primeramente", asuman su responsabilidad en la "desaparición" de los stocks pesqueros y en la "devastación" del medio marino.

En concreto, Paloma Colmenarejo pidió que los supermercados especifiquen en qué lugares y a través de qué métodos se capturan los productos pesqueros, así como que atiendan a la salud de los stocks pesqueros mundiales y al impacto de la pesca en la totalidad del medio ambiente.

Asimismo, recordó que a partir de los datos recogidos por la organización en el informe 'Una receta para el desastre. El apetito insaciable de los supermercados por los productos pesqueros', se concluye que "ninguna" de las seis grandes cadenas que operan en España --El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour, Lidl, Alcampo (Auchan) y Eroski-- "alcanza siquiera" la mitad de los parámetros exigidos y que el 20 por ciento de las capturas mundiales son "ilegales".

RED DE RESERVAS MARINAS

En este sentido, lamentó que pese a la posición "estratégica" que, a su juicio, detentan las grandes compañías de distribución para influir en la industria pesquera, no se insiste "lo suficiente" en cuestiones como la política de adquisición y de etiquetado de productos pesqueros, o la presencia de especies incluidas en la 'lista roja' de especies vulnerables elaborada por Greenpeace.

Además, la activista consideró que para proteger los océanos es "imprescindible" declarar una red global de reservas marinas que abarque el 40 por ciento de su superficie. De este modo, afirmó que se "facilitaría" la recuperación de la salud de los stocks pesqueros al tiempo que se "salvaguardaría" la vida marina de la destrucción y el colapso.

A este respecto, subrayó que según la organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), tres cuartas partes de los stocks pesqueros mundiales están "totalmente" explotados o sobreexplotados, mientras que el 88 por ciento de las poblaciones de la Unión Europea son "víctimas de la sobrepesca".