Junta autorizará la venta de moluscos bivalvos a centros de expedición y depuración en zonas de capturas

Aprobado un decreto que ahorrará a los mariscadores desplazamientos a los puertos con lonja para poder comercializar de sus productos

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Agricultura y Pesca autorizará a los centros de expedición y depuración de moluscos bivalvos vivos para que puedan actuar como centros de primera venta, junto con sus actuales funciones de garantía de salubridad y tratamiento para el consumo. Así se establece como principal novedad en el decreto regulador del funcionamiento de estas instalaciones, aprobado hoy por el Consejo de Gobierno.

La medida ahorrará a los mariscadores andaluces desplazamientos desde las zonas de captura a los puertos con lonja, donde la normativa vigente exigía hasta ahora realizar los controles previos a la comercialización del producto en aspectos como la talla y la presentación.

Estas funciones y, por tanto, la primera venta, podrán realizarse a partir de ahora en aquellos centros de expedición y depuración que estén asociados a una lonja o se ubiquen en las zonas de marisqueo a pie, así como en los dedicados a la comercialización de moluscos bivalvos procedentes de la acuicultura y de especies como las anémonas y los erizos.

Además del régimen de autorizaciones, el decreto regula también la información que debe incluirse en el etiquetado de estos productos, unificando los criterios de las normativas sanitaria y pesquera en una única etiqueta. Con ello, los titulares de los centros identificarán correctamente sus productos, mientras que el consumidor dispondrá de información precisa sobre la especie, su origen y sus características principales.

La norma aprobada crea, asimismo, el Registro Oficial de Centros de Expedición y de Depuración de Moluscos Bivalvos de Andalucía, en el que deberán inscribirse estos establecimientos para facilitar su adecuado control y seguimiento. De igual modo, se exigen nuevos requisitos para incluir en el denominado 'documento de registro' (exigido por la Unión Europea para el traslado de moluscos bivalvos vivos) una información más detallada y precisa sobre la procedencia del mariscador, el centro de expedición o depuración y la zona de captura.

Actualmente trabajan en Andalucía unos 600 mariscadores a pie, que ejercen su actividad en las provincias de Cádiz y Huelva. Por su parte, la flota marisquera de extracción de moluscos bivalvos vivos está integrada por medio millar de embarcaciones (300 en el Golfo de Cádiz y 200 en el Mediterráneo) que se dedican a la extracción de moluscos bivalvos vivos.

Las capturas de ambas actividades alcanzaron el pasado año las 4.393 toneladas, con un valor en primera venta de 9,4 millones de euros. A ello se sumó una producción de 505 toneladas correspondiente a instalaciones de acuicultura.