Junta levanta la prohibición de capturar moluscos por marea roja menos en el puerto de Málaga y en Calaburras

La Delegación de Agricultura estima que tendrá que abonar más de 230.000 euros como indemnizaciones

MÁLAGA, 29 (EUROPA PRESS)

La Delegación provincial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía ha levantado la prohibición absoluta de pescar moluscos en la mayor parte del litoral malagueño, aunque la mantiene en el puerto de Málaga y en la Punta de Calaburras, donde persiste la marea roja, declarada el pasado 1 de abril y que estaba motivada por una contaminación generalizada de las especies de moluscos por la biotoxina ASP.

Así, se permite la pesca parcial de la mayoría de las especies que se producen y cultivan en el litoral de la provincia a excepción de las zonas anteriormente citadas.

Las especies de moluscos que han estado afectadas por la citada biotoxina, de origen natural, han sido: concha fina, almeja, chocha, coquina, chirla, almeja blanca, bolo, búsano cañailla, corruco, viera, erizo y anémona de mar u ortiguilla. En estos momentos, y tras los análisis realizados en los últimos días por técnicos del laboratorio de recursos pesqueros de la Consejería de Agricultura y Pesca se ha comprobado que la contaminación ya ha remitido.

Según informaron desde la Junta en un comunicado, el levantamiento de esta prohibición es "un alivio para parte de la flota que lleva casi un mes sin poder capturar moluscos". No obstante, desde el Ejecutivo autonómico aseguraron que los marisqueros percibirán una compensación económica, prevista en la legislación vigente.

INDEMNIZACIONES

En este sentido, y dado que la contaminación de la marea roja ha persistido por un periodo superior a 21 días consecutivos, tanto armadores como tripulantes de embarcaciones marisqueras podrán percibir indemnizaciones establecidas al efecto.

El número total de barcos afectados por esta "inactividad obligada" se eleva a 60 embarcaciones en la provincia; mientras que un número indeterminado de barcos han podido seguir faenando dedicándose ocasionalmente a la captura de otras especies como el pulpo.

En concreto, los armadores que se hayan visto obligados a parar debido a la presencia de la biotoxina ASP en el litoral malagueño cobrarán en concepto de indemnización 100 euros por cada uno de los 19 días hábiles de pesca que han transcurrido. Por su parte, se estima que los 120 tripulantes afectados también por el paro, cobrarán 36 euros por cada uno de los 27 días naturales transcurridos. Por lo tanto, desde la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca se prevé que las indemnizaciones en la provincia ronden en total algo más de 230.000 euros.