La interacción con la actividad humana entre las causas de los 24 cetáceos varados muertos en Tenerife el pasado año

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 10 (EUROPA PRESS) La interacción con la actividad humana se encuentra entre las causas posibles de la muerte de los 24 cetáceos que vararon el pasado año en las costas de Tenerife, según un informes del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo insular de Tenerife. Así, en los estudios de la causa de la muertes de 13 casos, es decir el 52 por ciento, se encontraron "marcas o contenidos estomacales anómalos que podrían haber incidido en mayor o menor grado en la causa de la mortalidad". De estos, en cinco de los cadáveres se encontraron pruebas que los relacionaban con las actividades humanas, frente a seis cuyo origen es desconocidos. En otros 11 ejemplares se encontraron que cuatro de ellos había sufrido heridas punzantes, otros cuatro, cortes y otros tres, con fracturas no naturales que "en unos casos pueden ser atribuibles a interacción con actividades humanas, otras a competencias inter-específica o bien se han catalogado como origen desconocidos". Dos casos de los acaecidos el pasados año se encontraron con contenidos estomacales anómalos. "Un delfín mular con un anzuelos de pesca alojado en el primer estómago y un delfín gris con diversos objetos de plástico, cabos y un cartucho de caza usado", según se desprende en el informe. El documento aclara también que dentro de los 24 varamientos se vieron afectadas 9 especies distintas de cetáceos con un mayor número de delfines mulares y comunes con 6 y 5 ejemplares respectivamente. Desde el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre se ha señalado que los meses de mayor número de varamientos fueron los de abril y marzo, señalando, no obstante, que "en este años excepto en febrero y diciembre" cada mes llegaron cetáceos hasta el litoral tinerfeño. El municipio de Arico fue el lugar en el que más cetáceos llegaron con 5 ejemplares, seguida de Santiago del Teide con 4.