Las indicaciones geográficas protegidas pesqueras de Andalucía entran en el registro comunitario

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) 'Melva de Andalucía' y 'Caballa de Andalucía' entrarán el día 28 de abril en el registro de productos protegidos por la legislación comunitaria. Ambos alimentos contaban desde el pasado mes de junio con la autorización provisional de la Unión Europea, y con la protección nacional transitoria desde febrero de 2005.

En un comunicado, la Administración andaluza señaló que estas Indicaciones, las primeras del sector pesquero de Andalucía, velan por el mantenimiento de los procesos artesanales de elaboración de las conservas, que evitan que el pescado pierda sus características naturales.

La IGP 'Melva de Andalucía' ampara conservas de melva en aceite y la IGP 'Caballa de Andalucía', las conservas de filete de caballa en aceite. En ambos casos los productos están elaborados de forma artesanal, descartando el uso del pelado químico que tan extendido está actualmente entre las empresas conserveras pesqueras.

La zona de elaboración de las conservas protegidas por estas dos denominaciones de calidad se extiende a lo largo de la costa andaluza, si bien las seis empresas inscritas en el registro del Consejo Regulador se encuentran ubicadas en las localidades onubenses de Ayamonte e Isla Cristina y en las gaditanas de Tarifa, Barbate y Chiclana.

La producción anual de conservas de melva y caballa amparadas por estas Indicaciones Geográficas Protegidas asciende aproximadamente cada año a 3.000 toneladas de caballa y 1.600 toneladas de melva, cuyo valor aproximado ronda los 17 millones de euros. El Consejo Regulador que controla la producción de ambas IGP ha apostado desde el principio por el distintivo de calidad agroalimentario de la Consejería de Agricultura y Pesca, un hecho que se refleja en la inscripción de todas las empresas de ambas denominaciones de calidad en el registro de Calidad Certificada.

Andalucía cuenta con ocho productos certificados como Denominación Específica o Indicación Geográfica Protegida y 25 Denominaciones de Origen que demuestran el prestigio y la calidad de los alimentos de Andalucía.

A ellos se unirán próximamente nuevas denominaciones que pronto podrán obtener también la protección nacional transitoria: la IGP 'Mantecados de Estepa', la Denominación de Origen Protegida 'Aceituna Aloreña de Málaga' y la Denominación de Origen Protegida de aceite de oliva virgen extra 'Lucena'.