Los Veintisiete acuerdan reforzar controles para limitar las capturas de tiburón y garantizar su conservación

Etiquetas

LUXEMBURGO, 23 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Pesca de la Unión Europea respaldaron hoy el plan de acción propuesto por la Comisión Europea para la conservación y gestión sostenible del tiburón y la raya que busca mejorar los controles y combatir la sobreexplotación de estas especies no sólo en aguas comunitarias, sino en aquellas internacionales en las que faena la flota europea.

Al término de la reunión de ministros mantenida este jueves en Luxemburgo, el titular de Pesca República Checa y presidente de turno del Consejo, Pedr Gandalovic, explicó que los Veintisiete quieren "crear mecanismos muy serios de control" sobre esta práctica y conseguir la financiación adecuada para la investigación sobre estas especies. Se trata de una especie vulnerable para la que hay que "volver a encontrar su lugar y equilibrio", añadió.

Bruselas prevé la entrada en vigor del plan de acción para la conservación de tiburones y rayas en 2012 ó 2013.

En un texto de conclusiones, los ministros reconocieron su preocupación por la "presión" que los pescadores, "incluida la flota comunitaria", ejercen sobre los recursos marinos, lo que "tiene efectos negativos sobre la situación de las poblaciones de tiburones y sus ecosistemas".

También señalaron la necesidad de "poner en marcha sin dilación" el plan de acción e instaron al Ejecutivo comunitario a presentar un calendario "detallado" sobre las medidas concretas que contempla. Bruselas tendrá que presentar, asimismo, un informe sobre la aplicación de dicho plan en la Comisión de Pesca de la FAO que tendrá lugar en 2011.

La propuesta de la Comisión no prevé prohibir la pesca de todos los tipos de tiburón, pero sí cuando las reservas de especies determinadas sean bajas. También prevé prohibir los descartes de tiburones que se pescan de manera accesoria al capturar otras especies, con el objetivo de obligar a los pescadores a desembarcar las capturas en puerto y poder llevar así un control más efectivo de lo pescado.

Según datos de la CE, entre 1984 y 2004 la pesca de tiburones en todo el mundo ha pasado de 600.000 toneladas métricas a más de 810.00. Muchas especies sufren el exceso de pesca y algunas incluso están al borde de la extinción.

Junta al problema de los descartes y la pesca accesoria, los ministros pidieron a la Comisión una "especial atención" al 'finning' (o aleteo, práctica por la que se cercenan las aletas de los tiburones capturados para después lanzar al mar el resto del cuerpo).

España es el primer exportador mundial de aletas de tiburón y tiene una de las mayores flotas de pesca de tiburón en las principales regiones pesqueras, incluido el Atlántico Norte, el Atlántico central y del Sur, Océano Índico y el Pacífico.

Pese a la prohibición del aleteo en la UE desde 2003, la normativa comunitaria permite determinadas exenciones. España y Portugal son los únicos países comunitarios que practican la captura exclusiva de aletas.