Oceana pide eliminar las redes de deriva y gestionar la pesca del pez espada en la UE "antes de que sea demasiado tarde"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La organización Oceana exigió hoy con motivo del Día Marítimo Europeo la eliminación del uso de las redes de deriva en Europa y en resto de los países mediterráneos con el fin de proteger al pez espada, una especie que considera que está sobreexplotada, así como un plan para gestionar su pesca de forma sostenible antes de que sea "demasiado tarde".

Según datos de la ONG, las redes de deriva son un arte de pesca ilegal que utilizan más de 500 barcos en el 'Marenostrum', que capturan cerca del 20 por ciento del pez espada que se declara. Durante la presentación del Día Marítimo Europeo que este año se celebra en Roma, Oceana pidió medidas para gestionar el 'stock' antes de que la situación llegue a los niveles de otras especies como el atún rojo, cuya población está "al borde del colapso".

"No es coherente con la actual política de la UE ni con los convenios del convenio ICCAT, responsable de esta especie a nivel regional, que se esté pescando de forma descontrolada, más aún si tenemos en cuenta que el stock está sobreexplotado sin tener en cuenta las capturas ilegales y las no declaradas", señaló el director ejecutivo de Oceana Europa, Xavier Pastor.

La asociación asegura que miles de embarcaciones capturan pez espada "sin ningún tipo de control" al no exigirse una talla mínima unificada que evite las capturas de juveniles, e infradeclarando o directamente no declarando las capturas que realizan. Asimismo, señala que entre un 50 y un 70 por ciento de las capturas son juveniles y por tanto no han llegado aún a la reproducción. Así, los científicos de ICCAT han afirmado que esta situación podría derivar a corto plazo en una "reducción drástica" de la población.

Igualmente, Oceana subrayó que al menos un 20 por ciento de las capturas se realiza con las redes de deriva, prohibidas por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y por el ICCAT. En la UE, este arte de pesca se prohibió en 2002, pero han continuado siendo utilizadas en Europa por la flota italiana y en otros países como Marruecos, Argelia o Turquía.

Sólo en Italia (país con mayores capturas de pez espada) Oceana denuncia que se han identificado 92 embarcaciones que siguen utilizando redes de deriva. En 2007, este país declaró 1948 toneladas capturadas solo con este arte de pesca, pero estas son más elevadas, puesto que en la mayoría de los casos y por tratarse de pesca ilegal, no se declaran, concretó la organización en un comunicado.

"La pesca ilegal, la sobreexplotación y la ausencia de medidas de gestión están convirtiendo el Mediterráneo en un desierto. Resulta inconcebible que aún existan especies de alto valor comercial cuya pesca no se someta a una mínima gestión. En el caso del pez espada, urge poner en marcha medidas que garanticen la explotación sostenible de esta especie, y eliminar el uso de las redes de deriva en Europa, y en el resto de países del Mediterráneo", insistió.