Pescanova afirma que "se podría considerar" un proyecto en Touriñán "en un horizonte temporal razonable"

Asegura que Portugal quiere una tercera fase en Mira para ampliar la capacidad de la planta a 12.000 toneladas

VIGO, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, aseguró hoy que, con la llegada de la nueva Xunta, "se podría considerar" un proyecto en Touriñán "en un horizonte razonable".

En un encuentro con medios de comunicación, con motivo de la celebración de la Junta General de Accionistas en las instalaciones de Chapela-Redondela (Pontevedra), Fernández de Sousa recordó la "polémica" surgida entre el anterior bipartito de la Xunta, contrario a la planta acuícola en esta zona, dentro de la Red Natura, y recordó que este lugar fue "el único sitio donde hubo una manifestación a favor" de la construcción de la piscifactoría, pese a que Pescanova "estaba arrancando en Portugal", en la planta de Mira.

Así, en cuanto a la prohibición de construir en Touriñán, por lo que se decidió pasar a la construcción de una planta lusa, afirmó que "los accionistas pagan para que se consigan cosas", lo que "no quiere decir que en Galicia no contemplemos seguir creciendo; eso sería cuestión de números", apuntó.

Por ello, ante la posibilidad de volver a poner los ojos en Touriñán, aseguró que, la multinacional tiene "hoy por hoy" suficientes inversiones realizadas, aunque no descartó poder considerar esta opción "en un horizonte temporal razonable".

En cuanto al nuevo gobierno de la Xunta, aseguró que "lo normal es que siga pautas de la Unión Europea como otros países" y manifestó su confianza en que "lo va a hacer bien". También se refirió a la nueva conselleira do Mar, Rosa Quintana, y destacó su "experiencia" y "capacidad de trabajo" en este ámbito.

Al respecto del anterior gobierno autonómico, pese a recordar que no compartía la postura sobre los espacios de Red Natura incidió en que, en su Plan Acuícola, "ya no excluía" algunos de estos entornos.

PORTUGAL Y OIA

En cuanto a las inversiones de Pescanova, Fernández de Sousa recordó que la planta de Xove está "a pleno rendimiento" y que la de Mira, en Portugal --proyectada al de no poder llevar a cabo la de Touriñán-- "estará terminada y lista para inaugurar en un mes" en su primera fase, con una capacidad para producir 3.500 toneladas de rodaballo.

Asimismo, estimó que la segunda fase de la planta, que le permitirá llegar a las 7.000 toneladas, estaría rematada para "final de año" y avanzó que el Gobierno portugués "quiere una tercera fase" con la que se lograrían aumentar la capacidad a las 12.000 toneladas. A este respecto, aseguró que Pescanova "tiene ahora bastante trabajo bastante" aunque reconoció que es una posibilidad "a analizar" y "nunca se puede decir que no".

Por otra parte, en cuanto a la situación de legalidad de la piscifactoría de Mougás, en la localidad pontevedresa de Oia, Fernández de Sousa, explicó que Pescanova solicitó, en los años 80 del pasado siglo, la licencia al Ayuntamiento de Oia y le fue concedida.

Sin embargo, el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) no tenía esta zona "muy bien contemplada" y "no permitía" la citada licencia, que fue posteriormente anulada por la Xunta. Sin embargo, aseguró que el Plan Gallego de Acuicultura da cobertura a las instalaciones mediante un plan de supramunicipalidad por lo que "ahora sólo se depende de que se sigan los trámites para que se restaure la licencia dada en su día".

Así, puntualizó que, más que una planta ilegal, es un recinto que "siendo legal --incluso llegó a recibir ayudas europeas del IFOP-- se convirtió en ilegal" debido a un "fallo administrativo" del Ayuntamiento.

EXPANSIÓN

El presidente de Pescanova también a las inversiones --en 2008 se dedicaron 200 millones de euros a este concepto y llevaron a la compañía al liderazgo mundial en cultivo de rodaballo-- e incidió en que a lo largo del pasado ejercicio en la que "se han podido financiar" a la larga todas las actuaciones y explicó que hoy, esto "sería muy difícil".

Así, abogó por "seguir en la pesca, reforzando cada vez más, pero complementándola con la acuicultura". En la pesca, Pescanova "está donde debe estar y está bien", aseguró, por lo que descartó inversiones adicionales. No obstante, recordó que "se sigue haciendo investigación para seguir creciendo cuando se presenten los momentos".

Por otra parte, en lo que respecta al cultivo, abogó por "aprovechar las oportunidades, pero también dentro de un marco de prudencia". Así, recordó que "hay que tener dimensión para ser competitivo" y aseguró que a la compañía "no le convendría correr" sino que "maduren" los proyectos que tiene en marcha.