Voluntarios intentan salvar a 17 ballenas varadas tras la muerte de otros 55 cetáceos en una bahía de Australia

CANBERRA (AUSTRALIA), 23 (EUROPA PRESS) Un grupo de voluntarios está trabajando junto al personal del Ministerio de Medio Ambiente y Conservación australiano para tratar de salvar a 17 ballenas que forman parte de un grupo de cetáceos que se quedaron varados en una bahía de la costa suroccidental de Australia, donde esta mañana murieron 55 ballenas y delfines. El primer objetivo es reagrupar a las 17 ballenas que han sobrevivido tras varar en la bahía de Hamelin, a 10 kilómetros de la ciudad de Augusta, según informó el portal de noticias australiano WA Today. El Ministerio estimó en unos 80 el número de mamíferos que quedaron varados en la playa, de los cuales sólo 25 fueron hallados con vida. Desde entonces han muerto ocho ballenas. Las ballenas, que en un principio se pensaba que eran orcas, han sido identificadas por un experto del Ministerio como ballenas piloto de aleta dorsal larga. Greg Mair, responsable de controlar incidentes como éste, dijo que las ballenas se encuentran dispersas en una zona de la costa de más de 6 kilómetros de largo. Los cetáceos están recibiendo la atención de los equipos veterinarios, que tratan de mantenerlos con vida, y el personal de Rescate y Búsqueda Marinos ha llevado material especial a la zona para tratar de llevar a las ballenas al agua. "Nuestra máxima prioridad es asegurar el bienestar de las ballenas que quedan vivas antes de llevarlas de vuelta al mar", explicó Mair, que añadió que el tiempo que tarden en conseguirlo dependerá de las condiciones del mar y la fuerza de los animales. "Ahora mismo, las condiciones del mar son bastante peligrosas, con el mar picado y grandes olas", señaló. "Estamos intentando reagrupar a los animales y mantenerlos durante la noche en la bahía de Hamelin hasta que el amanecer, y luego serán transportados en camión a la bahía de Flinders para su posterior liberación", afirmó. Por otro lado, las autoridades están intentando buscar un lugar donde enterrar a los cetáceos muertos. NUMEROSOS VOLUNTARIOS Mair aseguró que el Ministerio se ha visto desbordado por la gran cantidad de voluntarios que se han ofrecido a ayudar a las ballenas varadas. Actualmente hay 100 vecinos colaborando con el Ministerio, además de trabajadores de Rescate y Búsqueda Marinos y voluntarios de la organización West Whales. Las ballenas piloto de aleta dorsal larga son de color negro o marrón grisáceo y miden hasta 6,5 metros. Suelen quedarse varadas tanto individual como colectivamente. En 2005 se quedaron atrapados en una playa de Busselton 19 de estos animales, de los cuales se consiguió rescatar a trece. Desde 1984 se han producido 21 varados masivos de ballenas y delfines en la costa del estado de Australia Occidental.