WWF exige la implantación de planes de gestión y contra la pesca ilegal mientras la UE diseña la nueva política pesquera

Etiquetas

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La organización ecologista WWF España reclamó hoy a los gobiernos europeos y a la Comisión Europea que establezca una nueva política pesquera común a largo plazo y que mientras tanto se define se impongan las medidas de control necesarias para acabar con la pesca ilegal así como planes para salvar el atún rojo y otras especies en el Báltico y el mar del Norte.

Además, destacó que la Unión Europea reconoció hoy la necesidad de una reforma "radical" en materia de pesca al señalar que los Veintisiete entonan "un modesto 'mea culpa'" en el Libro Verde de la Reforma de la Política Común de Pesca (PCP).

Así, la asociación indicó que la futura reforma debería tener como pilares el desarrollo de planes de gestión a largo plazo y la despolitización en la toma de decisiones. En ese sentido, el responsable de Pesquerías de WWF España, Raúl García, celebró que la Comisión Europea "en un ejercicio de honestidad, reconoce el fracaso de la PCP y su incapacidad para cumplir con los compromisos alcanzados en la anterior reforma de 2002".

Sin embargo, lamentó que en el proceso se hayan visto perjudicados tanto los recursos marinos como la industria. "Nuestros representantes deben dar prioridad a esta reforma, si queremos salvar un sector económico tan importante", apostilló. Según datos de la organización, cerca del 80 por ciento de las pesquerías están sobre explotadas, y entre ellas figuran especies como el atún rojo, el bacalao, la gallineta o el lenguado.

García insiste en que con planes de gestión a largo plazo es "más sencillo" que los países miembro de la UE acuerden objetivos pesqueros ambientales para cada pesquería, de forma que se consigan "caladeros saludables" y una industria rentable en el tiempo, "sin los vaivenes que caracterizan a la PCP actual".

"Es imprescindible despolitizar la toma de decisiones a la hora de decidir las cuotas y las medidas de gestión. Tenemos buenos ejemplos en Noruega, Alaska o Nueva Zelanda, donde los planes de gestión a largo plazo han conservado las poblaciones y reducido la capacidad", añadió.

El Libro Verde publicado hoy abre el proceso de consultas hasta el 31 de diciembre de este año, plazo tras el cual la Comisión Europea presentará una propuesta para la reforma que tendrá que ser adoptada en 2012 y que entrará en vigor en 2013.