El gremio industrial venezolano considera que se habría "eliminado" la propiedad privada

  • Caracas, 12 may (EFE).- El presidente del gremio de industriales venezolanos Conindustria, Eduardo Gómez, opinó hoy que el presidente Hugo Chávez habría supuestamente "eliminado" la propiedad privada en Venezuela, lo que denunció como una "violación" a la Constitución.

El gremio industrial venezolano considera que se habría "eliminado" la propiedad privada

El gremio industrial venezolano considera que se habría "eliminado" la propiedad privada

Caracas, 12 may (EFE).- El presidente del gremio de industriales venezolanos Conindustria, Eduardo Gómez, opinó hoy que el presidente Hugo Chávez habría supuestamente "eliminado" la propiedad privada en Venezuela, lo que denunció como una "violación" a la Constitución.

Gómez argumentó que la afirmación hecha el pasado domingo por el jefe del Estado referida a que en el país "no hay tierra privada", constituye la supuesta "eliminación" de ese "derecho consagrado en el artículo 115 de la Carta Magna" vigente.

A juicio del representante gremial, la declaración de Chávez evidencia que se pretende "convertir al Estado en el único dueño y señor de todos los bienes del país".

"Sin propiedad privada no hay libertad, no hay democracia. Sin propiedad privada no puede haber una mejor calidad de vida para la población", añadió Gómez al rechazar la posición presidencial en declaraciones a los medios locales.

Chávez firmó el pasado domingo en su programa "Aló Presidente" las órdenes de expropiación de 10.000 hectáreas del estado suroccidental de Barinas, con el argumento de que esas tierras se encuentran ociosas o que sus dueños no tenían documentos que acreditasen esa condición de propietarios.

"Casi todas estas extensiones son producto del despojo y de la violencia de los poderosos contra los campesinos, los indígenas, los pobres. Por eso llegó la revolución, para poner las cosas en su lugar. No hay tierra privada, yo así lo digo", declaró el gobernante en su programa dominical de radio y televisión.

Chávez declaró en 2001 la "guerra a muerte" contra el latifundio e inició un plan de intervenciones de tierras supuestamente ociosas o con títulos de propiedad dudosos para instalar en ellas los llamados centros de producción socialistas a cargo de campesinos pobres.

Con el combate a la tierra ociosa, el Gobierno "revolucionario" ha dicho que aplica políticas de "justicia social" y de "soberanía alimentaria", puesto que los centros socialistas se dedicarían a garantizar la producción suficiente de alimentos para abastecer al país.

De acuerdo a datos oficiales de 2008, el Gobierno ha "recuperado" unas 1,1 millones de hectáreas cultivables y puesto a producir plenamente el 90 por ciento de esa extensión.

Por su parte, sectores opositores sostienen su rechazo a lo que califican como "atropellos a la propiedad privada", y exigen al Estado sincerar sus políticas de control de precios para, entre otros, superar los cíclicos problemas de abastecimiento de alimentos que registra el país.