Ence renuncia a su proyecto de Uruguay, que vende a dos grupos papeleros

  • Madrid, 18 may (EFE).- La compañía Ence informó hoy de que ha firmado un acuerdo para vender la totalidad de su proyecto industrial para la construcción de una planta de producción de celulosa en Punta Pereira (Uruguay) al grupo papelero sueco finlandés Stora Enso y al chileno Celulosa Arauco y Constitución.

Madrid, 18 may (EFE).- La compañía Ence informó hoy de que ha firmado un acuerdo para vender la totalidad de su proyecto industrial para la construcción de una planta de producción de celulosa en Punta Pereira (Uruguay) al grupo papelero sueco finlandés Stora Enso y al chileno Celulosa Arauco y Constitución.

En virtud del acuerdo, Ence transmitirá a ambas compañías cerca de 140.000 hectáreas forestales en Uruguay y les venderá el cien por cien de las acciones que posee en las sociedades uruguayas Eufores, Celulosa, Energía Punta Pereira y Zona Franca Punta Pereira.

El valor de los activos objeto de la transacción asciende a 340 millones de dólares (256,2 millones de euros) y la operación de compraventa podría quedar cerrada a lo largo del tercer trimestre, informó hoy Ence a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ence, que iba a invertir más de 900 millones en el proyecto, mantendrá la propiedad de unas 30.000 hectáreas de plantaciones de eucalipto en la región atlántica de Uruguay, así como la planta de astillado y exportación de madera de Peñarol (Montevideo) para garantizar el suministro de madera de sus plantas en España, sobre todo de la fábrica de Huelva.

La compañía explicó que esta operación le permitirá fortalecer su balance y adaptarse al actual contexto de mercado, así como disponer de la necesaria flexibilidad financiera para avanzar en sus planes de mejora de eficiencia del negocio de celulosa y para acometer el desarrollo de su estrategia de generación de energía renovable con biomasa en España.

Como consecuencia del acuerdo de venta, Ence ha dotado, con fecha 31 de marzo, una provisión por deterioro de inmovilizado por valor de 80,2 millones de euros derivada del potencial deterioro de la inversión. El impacto neto de impuestos de dicha provisión asciende a 63,3 millones.

La renuncia al proyecto de Uruguay fue bien recibida por los inversores y en la apertura de la sesión bursátil los títulos de la papelera llegaron a revalorizarse el 5,8 por ciento, hasta los 2,72 euros.

El pasado 20 de enero, Ence comunicó que su decisión de buscar, ante la actual coyuntura económica, "alternativas estratégicas" para la ejecución de su planta en Punta Pereira (Uruguay), entre las que se incluía la incorporación de algún socio.

Según informó entonces, mostraron su interés por el proyecto seis grupos "líderes" en el sector forestal, de la celulosa y el papel y de "probada capacidad operativa y financiera".

El proyecto de Uruguay incluía la construcción de una terminal portuaria y de una fábrica de celulosa en Punta Pereira, en el departamento de Colonia.

Está previsto que la planta de celulosa produjese hasta un millón de toneladas al año y cerca de un millón de megavatios de energía eléctrica renovable a partir de biomasa.

Ence recibió en junio de 2008 la autorización ambiental de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) para su proyecto, en el que iba a invertir 1.250 millones de dólares (928 millones de euros al cambio actual).