Corea del Sur esquiva la recesión gracias a la debilidad de su moneda

  • Seúl, 24 abr (EFE).- La debilidad de su divisa ha permitido que Corea del Sur evite in extremis caer en recesión y que gigantes exportadores como Samsung o Hyundai no hayan incurrido en pérdidas durante el primer trimestre del año.

Corea del Sur esquiva la recesión gracias a la debilidad de su moneda

Corea del Sur esquiva la recesión gracias a la debilidad de su moneda

Seúl, 24 abr (EFE).- La debilidad de su divisa ha permitido que Corea del Sur evite in extremis caer en recesión y que gigantes exportadores como Samsung o Hyundai no hayan incurrido en pérdidas durante el primer trimestre del año.

Corea del Sur registró entre enero y marzo un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) de una décima gracias a una menor caída de las exportaciones (3,4 por ciento), alentadas por una divisa débil y las ventas de automoción y electrónica, informó hoy el Banco de Corea (central).

Tanto Samsung, el primer fabricante mundial de chips y segundo de teléfonos móviles, como Hyundai, principal empresa del motor de la cuarta economía asiática, han conseguido salvar sus resultados del primer trimestre del año debido a unas ventas moderadamente al alza.

El won, que ha perdido en los últimos doce meses el 30 por ciento de su valor frente al dólar, ha permitido que la caída de la demanda internacional afecte en menor grado a sus ventas, a niveles especialmente bajos por la crisis mundial.

La ventas de Samsung Electronics, el principal exportador de Corea del Sur crecieron un 8,5 por ciento en el primer trimestre del año, especialmente en el apartado de móviles, donde los beneficios aumentaron un 2 por ciento, según informó hoy la empresa.

Samsung espera que la débil demanda de pantallas planas aumente un 10 por ciento en los próximos meses a pesar de que esta caída, que ha afectado también a sus competidores japoneses y taiwaneses, fue responsable en gran parte del desplome en un 72 por ciento del beneficio neto.

Por su parte, el fabricante de automóviles Hyundai, que también ha sufrido como todo el sector la caída de ventas debido a la situación económica, ha aumentado su cuota de mercado en Estados Unidos, debido al éxito de sus automóviles compactos y los bajos precios de sus modelos sedan, especialmente de la división Kia.

El fabricante surcoreano registró un caída del beneficio neto en el primer trimestre del año del 43 por ciento y pese a ello su filial Kia registró los mejores resultados de los últimos tres años, gracias al aumento de la demanda en Corea, según los resultados divulgados ayer jueves.

Asimismo, los recortes de los tipos de interés al 2 por ciento llevados a cabo por el Banco de Corea (BOK) en una economía que se ha desinflado en apenas un año después de crecer en torno al 5 por ciento en 2007 han dado un breve respiro.

El PIB de Corea del Sur, que depende en un 60 por ciento de las exportaciones, se ha resentido especialmente entre sus vecinos asiáticos, aunque ha conseguido no caer en la recesión que parecía avenirse después de contraerse un 5,1 por ciento en el último trimestre de 2008 respecto al inmediatamente anterior.

En tasa interanual, no obstante, el PIB surcoreano entre enero y marzo se desplomó 4,3 por ciento, comparado con la caída del 3,4 por ciento registrada en el último trimestre del año pasado, lo que confirma los pesimistas mensajes del BOK.

Según el Gobierno, la economía surcoreana continuará luchando con malos datos durante el presente año, especialmente la confianza empresarial, la falta de inversión y los precios de las materias primas.

La economía surcoreana está flirteando con la recesión con todos los números en su contra: una inflación en torno al 3 por ciento, debido a la debilidad del won, y una tasa de desempleo del 3,7 por ciento, la más alta desde hace casi cuatro años.

La debilidad de la divisa ha dado un respiro a las exportaciones pero ha hundido la demanda interna, la cual se recuperó el primer trimestre de 2009 tras crecer un 0,4 por ciento respecto al período octubre-diciembre, después de haber registrado caídas consecutivas de hasta el 4,6 por ciento.

Los consumidores surcoreanos siguen enfrentándose a perspectivas negativas en una economía que se contraerá en 2009 un 2,4 por ciento según las previsiones del BOK, por lo que el Gobierno prepara un plan de estímulo de 13.000 millones de dólares.

Las medidas de emergencia incluirán la entrega de dinero en metálico a las familias más desfavorecidas y la concesión de préstamos a bajo interés para ayudar a las pequeñas y medianas empresas que deben lidiar con unos precios en alza constante.