EE.UU. quiere solucionar sus problemas con Ecuador diplomáticamente

  • Washington, 9 feb (EFE).- El Gobierno de EE.UU. dijo hoy que quiere resolver los problemas con Ecuador de manera satisfactoria y diplomática, después de que Quito pidiera a un funcionario estadounidense que abandone ese país.

Washington, 9 feb (EFE).- El Gobierno de EE.UU. dijo hoy que quiere resolver los problemas con Ecuador de manera satisfactoria y diplomática, después de que Quito pidiera a un funcionario estadounidense que abandone ese país.

"Estamos en contacto con el Gobierno de Ecuador para tratar de comprender y responder a las preocupaciones formuladas por el presidente Rafael Correa y estamos deseando resolverlas satisfactoriamente", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, en su rueda de prensa diaria.

Correa dio el sábado un plazo de 48 horas para que Armando Astorga, un agregado de la embajada de EE.UU. en Quito, salga de ese país, al calificar de "insolente" una carta que este dirigió al comandante General de la Policía, Jaime Hurtado.

La reacción del mandatario ecuatoriano respondió a que Astorga informó en la misiva que EE.UU. ha decidido dar por terminado el apoyo logístico y operativo brindado a la unidad del centro de operaciones anticontrabando de la Dirección Nacional de Inteligencia de la Policía Nacional.

"Tenemos una relación establecida con Ecuador y cualesquiera que sean los problemas que podamos tener con el Gobierno de Ecuador intentaremos resolverlos diplomáticamente", añadió Wood.

Sin embargo, reiteró la versión que ya había dado el sábado la jefa de Prensa de la embajada de EE.UU. en Quito, Marta Youth, al destacar que Astorga no había sido expulsado.

"No creo que haya sido expulsado de ninguna manera. Creo que él ya había abandonado (el país) en algún momento en enero como parte de una rotación normal" de personal, afirmó el portavoz adjunto.

Según el presidente ecuatoriano, en el centro de operaciones anticontrabando EE.UU. cualificaba al personal y al comandante de la unidad, algo que provocó la carta de Astorga y la suspensión de medio millón de dólares de cooperación.

"Señor Astorga, quédese con su sucio dinero, no lo necesitamos, aquí hay soberanía y dignidad, quédese con sus 340.000 dólares, majadero, insolente", dijo Correa y agregó que se devuelva "hasta el último borrador" entregado por EE.UU. para esa dependencia, al indicar que "Ecuador no necesita caridad de nadie".

En julio del año pasado, Quito notificó a Washington que tiene que desalojar la base militar de Manta antes de noviembre de 2009, al poner fin al "Acuerdo de Cooperación" suscrito en noviembre de 1999 sobre el uso de la instalación, situada al oeste de ese país y destinada a la lucha contra el narcotráfico.