El Tesoro y la Fed anuncian un nuevo plan de rescate que podría llegar hasta los dos billones de dólares

El Tesoro y la Fed anuncian un nuevo plan de rescate que podría llegar hasta los dos billones de dólares

El Tesoro y la Fed anuncian un nuevo plan de rescate que podría llegar hasta los dos billones de dólares

NUEVA YORK, 10 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero) El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, anunció hoy que el nuevo plan de rescate financiero de la Administración de Barack Obama podría alcanzar los dos billones de dólares, ya que aunque destinará inicialmente 500.000 millones de dólares para la compra de activos tóxicos de los bancos el programa podría extenderse hasta el billón de dólares, mientras que otro billón de dólares se destinará a ampliar un programa temporal de la Reserva Federal para la compra de créditos que impulsen el consumo. En una esperada comparecencia pública en Washington, Geithner explicó que el Tesoro creará un fondo de inversión pública y privada para eliminar los activos tóxicos de los principales bancos de Wall Street que estuvieron en el origen de la crisis, y que el nuevo Plan de Estabilidad Financiera estará impulsado por la Fed y por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC), entre otros organismos. Además, anunció que otro de los pilares del plan será ayudas a los ciudadanos para frenar la ola de embargos y la pronunciada caída del precio de la vivienda para el que se destinarán 50.000 millones de dólares y "todos los recursos que sean necesarios" para reducir el costo de las hipotecas así como los tipos de interés. Tal como ya dejó entrevé anoche el presidente Obama en su primera rueda de prensa desde que tomó posesión de su cargo, Geithner indicó hoy que los esfuerzos de su departamento se centrarán en fortalecer los balances de los bancos para que sean "más limpios y fuertes", proceso en el que deberán implicarse las propias instituciones bancarias a través de una "revisión exhaustiva" de sus cuentas. El secretario del Tesoro consideró que los esfuerzos del actual sector financiero son "insuficientes" e incluso que parece que lo que está haciendo es ir "en contra de la recuperación", por lo que apostó por cambiar esa dinámica aunque pidió paciencia hasta que empiecen a verse resultados de las medidas anunciadas. INYECCIONES DE CAPITAL "CON CONDICIONES" Pero el responsable de la política económica estadounidense advirtió que a partir de ahora habrá nuevas inyecciones de capital a los bancos que lo necesiten, pero que se harán "con condiciones", después de las críticas que despertó entre los ciudadanos el uso que se dio a sus impuestos durante la primera parte del plan de rescate aprobado por la administración Bush. El ex presidente de la Reserva Federal de Nueva York aseguró que aunque el rescate aprobado en otoño pasado era "absolutamente esencial" para evitar una "catástrofe", consideró que se hizo "de forma inadecuada", provocando la desconfianza de los contribuyentes que veían al Gobierno ofreciendo ingentes cantidades de dinero a las instituciones que causaron la crisis y sin transparencia. Para lograr que la gente vuelva a confiar en las instituciones el Tesoro apostará por una mayor transparencia, y entre otras cosas anunció la creación de una página web donde los contribuyentes podrán ver cómo están impactando las medidas en el flujo de los créditos y en qué se gasta cada dólar de sus impuestos. Según Geithner, el sistema financiero es una parte central ya que transforma los ingresos y los ahorros de los trabajadores americanos en préstamos para financiar desde la compra de la primera vivienda, hasta un nuevo coche o la educación universitaria. "Sin crédito las economías no crecen y en estos momentos algunos puntos críticos de nuestro sistema financiero están seriamente dañados", advirtió. El secretario del Tesoro recordó que desde que comenzó la crisis hace un año se han perdido 3,6 millones de puestos de trabajo, 600.000 de ellos sólo en el último mes, mientras siguen cayendo los precios de las viviendas y el acceso al crédito está congelado, por lo que el plan del gobierno es actuar en dos frentes, la creación de empleos y que vuelva a fluir el crédito. Por último, subrayó que el éxito de este Plan de Estabilidad Financiera requerirá de un elevado nivel de compromiso y de una cooperación financiera sin precedentes tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, y que hará falta "un compromiso sostenido de recursos públicos que serán utilizados con el mayor cuidado posible". IMPULSAR EL CONSUMO Mientras Geithner hablaba el consejo de la Reserva Federal mostraba su disposición a ampliar el actual programa temporal de compra de títulos respaldados por activos (TALF) hasta un billón de dólares, que será posible gracias a la provisión de fondos adicionales provenientes del plan de alivio de activos problemáticos (TARP) por parte del Tesoro. El banco central de Estados Unidos, que tras reducir los tipos de interés hasta un nivel próximo al 0% anunció que adoptaría diversas fórmulas para contribuir a la reactivación de la economía y del crédito bajo lo que denominó 'alivio crediticio', también apuntó que está dispuesto a ampliar el rango de garantías aceptables por la entidad en las operaciones de compra de titulizaciones. "El objetivo del consejo es que esta expansión del TALF proporcione asistencia adicional a los mercados financieros y a las instituciones para que puedan hacer frente a las necesidades de crédito de los hogares y empresas y respaldar el crecimiento de la economía", explicó la Fed.