La banca privada de Ecuador cree que el sistema financiero nacional está "fuerte"

  • Quito, 30 mar (EFE).- El presidente de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (ABPE), Fernando Pozo, afirmó hoy que el sistema financiero nacional "está en una situación muy fuerte" para afrontar las posibles consecuencias de la crisis internacional.

La banca privada de Ecuador cree que el sistema financiero nacional está "fuerte"

La banca privada de Ecuador cree que el sistema financiero nacional está "fuerte"

Quito, 30 mar (EFE).- El presidente de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (ABPE), Fernando Pozo, afirmó hoy que el sistema financiero nacional "está en una situación muy fuerte" para afrontar las posibles consecuencias de la crisis internacional.

"El espacio para acceder a fuentes de financiación es enorme, los niveles de inflación han crecido pero están controlados, el sistema financiero está en una posición muy fuerte en solidez y en liquidez. En esencia tiene elementos de fondo que ponen a Ecuador en una posición de absoluta solvencia", dijo en una entrevista con Ecuavisa.

Con ese panorama, a su juicio lo que el Gobierno tiene que hacer es "ajustar tanto las cuentas fiscales a la nueva realidad de ingreso como buscar un esquema para conseguir financiamiento a mediano y largo plazo, y ver la manera para generar productividad en la sociedad".

Respecto a los rumores de que el Gobierno del presidente Rafael Correa planea abandonar la dolarización, Pozo indicó que, si se trabaja en las líneas mencionadas, "con toda certeza no solo se mantiene (ese esquema), sino que se puede generar un modelo hasta exportador en una economía dolarizada".

Ecuador asumió el dólar en el año 2000, cuando la divisa estadounidense sustituyó al sucre como patrón de intercambio.

Sobre la hipótesis de aplicar un sistema de doble moneda, Pozo explicó que, si se "logra meter una buena moneda que sea tan fuerte como el dólar, entonces podría ser factible".

Señaló no obstante que "para hacer eso se requiere una política monetaria muy ordenada, un nivel de reservas muy alto, una política fiscal muy clara, y no se evidencia que eso pueda ser el futuro de este país cuando ha vivido un desorden por 50 años".

Pozo se mostró optimista sobre el precio del crudo, ya que para él de 40 a 45 dólares por barril es "un excelente precio para el petróleo (...) un precio absolutamente sostenible en el largo plazo".

Igual de positivo estuvo sobre el índice de las remesas de los emigrantes porque, pese a que "la caída es importante, están en un nivel totalmente alto y (...) por más que bajen un 30 por ciento más son importantes".

"Lo que Ecuador tiene que hacer es retroceder un año y medio o dos años a los niveles de ingreso" de entonces, indicó.

"Tiene que haber pragmatismo y si el Gobierno quiere ajustar menos para que el costo social sea menor tiene que conseguir financiamiento a plazos y montos altos", sostuvo.

"Lo mejor ahora es pensar en un déficit de dos años, no de un año, y hacer un análisis interanual. En función de ese análisis decidir si se van a conseguir 3.500 millones" de dólares para paliarlo, agregó.

Según Pozo, es "factible" conseguir esa financiación porque "el mundo está prestando mucho dinero para salir de la crisis".

Ecuador ha acudido a la Corporación Andina de Fomento (CAF), al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y al Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) en busca de financiación, y ha establecido contactos con Venezuela, Irán, China y Rusia para proyectos en sectores como el petrolero o el hidroeléctrico.