UGT considera que la subida de más de un punto de la inflación aleja "cualquier temor deflacionista" en la región

MÉRIDA, 13 (EUROPA PRESS)

UGT Extremadura consideró hoy que la subida de más de un punto de la inflación en abril aleja "cualquier temor deflacionista" en la comunidad e incidió en que el "problema" se sitúa en el "desplome" del consumo como consecuencia de la destrucción de empleo.

Para estimular la demanda y reactivar la economía, UGT consideró "necesaria" una política "de garantía y mejora de los salarios, junto con una mayor disposición de cajas y bancos para dar liquidez al mercado y facilitar los créditos a empresas, autónomos y familias", indicó el sindicato en nota de prensa.

Por segundo mes consecutivo en Extremadura el IPC en abril registra una tasa anual negativa, incidió el sindicato, en cambio, la variación de la tasa intermensual anual del IPC se ha situado en e l1,1 por ciento.

El grupo que ha tenido una repercusión positiva "más relevante" en el índice general ha sido el de Vestido y Calzado, con una tasa mensual del 12,2 por ciento, que recoge el comportamiento de los precios en el inicio de la temporada primavera-verano y Transporte que recoge el alza de los precios de los carburantes.

Por contra, los grupos que han tenido una mayor repercusión mensual negativa en el mes de abril han sido Vivienda por la caída del precio del gas, y Alimentos y bebidas no Alcohólicas, debido a la "reducción de muchas de sus parcelas".

"A pesar de esta evolución de los precios no se puede hablar de deflación dado que, técnicamente, para que exista deflación, esta caída en el nivel de precios ha de ser generalizada y persistente en el tiempo, de forma que provoque un cambio en las expectativas de los precios a medio plazo, y en sentido descendente. Y de momento no es así, dado que el descenso de los precios se centra en la energía y en determinados productos industriales", explicó UGT.

Además, la variación mensual del IPC general en España ha sido del 1 por ciento "relajando los riesgos de la temida deflación".

"La inflación subyacente, que mide la variación de precios descontando los alimentos no elaborados y los productos energéticos sigue situada en el 1,3 por ciento, incrementando su diferencia con respecto al IPC general en un punto y medio", indicó.

El descenso de la tasa de inflación en Extremadura y en España se debe "básicamente" a la caída generalizada del consumo como consecuencia de la actual situación de la actividad económica y del empleo, pero también a la "persistencia cada vez menor", de los efectos derivados del precio del petróleo para los carburantes y combustibles, "esta variación anual se ha situado en abril en el -8,1 por ciento, frente al -8,5 por ciento del mes anterior.

UGT Extremadura defendió una "política de garantía y mejora" de los salarios mediante la "actuación autónoma" de los interlocutores sociales en la negociación colectiva con la finalidad de estimular la demanda.

Los datos de convenios colectivos registrados en Extremadura indican, a juicio del sindicato, una subida media del 3,17 por ciento en Extremadura hasta abril lo que implica que "esto se está produciendo y que, salvo por los desastrosos datos de paro, las expectativas de consumo se siguen viendo recortadas por los problemas de crédito de las entidades bancarias".