Perfil de la empresa en concurso de acreedores: de la construcción y catalana


Lainformacion.com|
  • Desde 1997 ha habido 62.600 concursos de acreedores y 2013 fue el año en el que más procedimientos concursales hubo, con 9.310.

  • En las dos últimas décadas ha habido en Cataluña 14.575 concursos, el 23% de los de toda España. El sector de la construcción e inmobiliario se lleva la palma de las quiebras.

El perfil de la empresa en concurso de acreedores: del sector de la construcción y catalana

El perfil de la empresa en concurso de acreedores: del sector de la construcción y catalana

Empresas pequeñas dedicadas al sector de la construcción y de las actividades inmobiliarias y con sede social en Cataluña configuran el perfil societario predominante entre los más de 62.600 concursos de acreedores declarados en España en los últimos 20 años.

Así se desprende del estudio "Evolución de los procesos concursales en España", elaborado por Informa D&B, que destaca que el 80% de estos concursos se ha producido desde 2009, año en el que se introdujo la primera reforma de la Ley Concursal como parte del sexto paquete de medidas destinado a paliar los efectos de la crisis económica.

Con esta modificación, a la que posteriormente han sucedido casi una decena de cambios, el Ejecutivo pretendía dotar de mayor seguridad jurídica a las refinanciaciones de deuda de las empresas para apoyar así a aquellas viables, evitar concursos -antes, suspensiones de pagos- innecesarios y facilitar la liquidación.

Aunque la delicada coyuntura del entorno golpearía con mayor fuerza tiempo después, en 2013, año en el que el número de concursos registrados alcanzó los 9.310, máximo histórico en términos absolutos que continúa imbatible casi cuatro años después.

Según se desprende del estudio a partir de datos del Boletín Oficial del Estado (BOE) y del Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), cada vez son más las microempresas que recurren a esta vía, ya que si hace veinte años suponían el 51%, en el último año alcanzaron el 83%.

No obstante, en comparación con el resto de empresas activas del mismo tamaño, las micro son las que presentan una tasa de concursalidad inferior, apenas el 0,20%, porcentaje que alcanza el 0,64% en el caso de las pequeñas.

Por sectores, el de la construcción encabeza la clasificación con un total de 16.019 procedimientos concursales desde 2008, cuando rompió con el tradicional dominio de la industria, que entre 1997 y 2007 agrupó cerca del 31,6%.

El 33% de los concursos desde 1997, del ladrillo

De este modo, las actividades del ladrillo representan el 33% del total desde 1997, en tanto que las empresas vinculadas al comercio suponen el 20%.

Mejor suerte, en cambio, para aquellas dedicadas a la extracción y explotación de recursos tales como minerales, gas y petróleo, con 281 incidencias en veinte años.

La propia naturaleza de estas actividades explica el hecho de que la mayor parte de las insolvencias se registren en grandes focos de población, como Cataluña, comunidad que acumula el mayor número de concursos durante las últimas dos décadas, 14.575, que suponen el 23% del total, seguida desde 2013 por Madrid y la Comunidad Valenciana.

A pesar de que los 4.461 procedimientos declarados en 2016 siguen siendo cuatro veces superiores a los 1.097 de 1997, los expertos tranquilizan al mercado.

Y es que "los procesos concursales son todavía marginales si los comparamos con el tejido empresarial español", afirma la directora de estudios de Informa D&B,Nathalie Gianese, que recuerda que las insolvencias declaradas no reflejan el número total de compañías en dificultades.

Asimismo, desde la firma destacan el progresivo crecimiento de la tasa de supervivencia de las empresas concursadas, si bien matizan que de las casi 63.000 que iniciaron el proceso en el periodo analizado, sólo el 20% ha logrado su objetivo de proseguir con su actividad.