La confianza de los empresarios brasileños sigue en el nivel más bajo en 10 años

  • Río de Janeiro, 23 abr (EFE).- La confianza de los empresarios industriales de Brasil en la salud de la economía local continúa en los niveles más bajos de la última década, informó hoy la patronal Confederación Nacional de la Industria (CNI).

La confianza de los empresarios brasileños sigue en el nivel más bajo en 10 años

La confianza de los empresarios brasileños sigue en el nivel más bajo en 10 años

Río de Janeiro, 23 abr (EFE).- La confianza de los empresarios industriales de Brasil en la salud de la economía local continúa en los niveles más bajos de la última década, informó hoy la patronal Confederación Nacional de la Industria (CNI).

El índice de confianza subió dos puntos porcentuales con respecto al pasado enero, cuando alcanzó su mínimo histórico, pero permanece en los 49,4 puntos, "lo que denota falta de confianza", explicó la CNI en su informe trimestral.

Este ligero aumento se explica por la mejoría de las expectativas futuras en relación al próximo semestre, que fue positiva y avanzó hasta los 57,6 puntos.

En cambio, las perspectivas sobre el momento actual de la economía cayeron a su valor más bajo en diez años, hasta los 33,2 puntos.

Las pequeñas compañías siguieron perdiendo confianza en este último trimestre, puesto que esperan que "continúe la tendencia de desaceleración del ritmo de actividad industrial", mientras que los grandes empresarios son los únicos que han comenzado a mejorar sus perspectivas sobre la economía.

Los sectores más pesimistas fueron la industria del etanol, con 33,3 puntos, y de la madera, con 42,2 puntos.

A pesar de haber registrado mejoría, continúan preocupados los responsables de importantes sectores como el automóvil, el papel y celulosa y el de maquinaria y materiales eléctricos.

La encuesta fue realizada con 1.259 firmas en las primeras tres semanas de este mes.

Según los cálculos más recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía brasileña va a experimentar una recesión del 1,3% este año.

El Gobierno rechaza esta previsión y calcula que el Producto Interior Bruto (PIB) podrá terminar 2009 con crecimiento positivo, de entre el 1,5 y el 2%.

Brasil cerró 2008 con un crecimiento del 5,1%, aunque en el último trimestre registró un brusco retroceso del 3,6%, en el momento que la crisis internacional impactó de lleno al gigante suramericano.

Es probable que la economía brasileña entre en recesión técnica, al acumular dos trimestres negativos consecutivos, si continúa la tendencia que ha mostrado el sector industrial en el primer bimestre del año, cuando su índice de producción acumuló una caída del 17,2% con respecto al mismo período del año anterior.

El parón de la industria afectó principalmente a los sectores minero, siderúrgico y automotor, que se han visto obligados a reducir la producción, paralizar algunas plantas, despedir empleados y dar vacaciones no programadas.