Nueva Rumasa mantendrá los empleos en la fábrica Kraft de Menorca y subirá la producción

  • Mahón (Menorca), 15 may (EFE).- El empresario José María Ruiz Mateos ha anunciado que mantendrá los 164 puestos de trabajo de la fábrica de queso fundido situada en el Polígono Industrial de Mahón (Menorca) que ha adquirido a la multinacional Kraft Foods y ha añadido que incrementará su producción.

Nueva Rumasa mantendrá los empleos en la fábrica Kraft de Menorca y subirá la producción

Nueva Rumasa mantendrá los empleos en la fábrica Kraft de Menorca y subirá la producción

Mahón (Menorca), 15 may (EFE).- El empresario José María Ruiz Mateos ha anunciado que mantendrá los 164 puestos de trabajo de la fábrica de queso fundido situada en el Polígono Industrial de Mahón (Menorca) que ha adquirido a la multinacional Kraft Foods y ha añadido que incrementará su producción.

Acompañado por su hijo, José María Ruiz Mateos Rivero, se ha reunido con el comité de empresa de la factoría para explicar los planes de negocio y actuaciones previstas de Nueva Rumasa, tras el acuerdo de compra anunciado el pasado 8 de mayo.

Entre las principales actuaciones, ha anunciado que prevé aumentar la producción, incentivar a la plantilla con una paga extra y fijar en Menorca la sede de la compañía propietaria.

Portavoces del comité de empresa han expresado su satisfacción por "los compromisos que ha adquirido Ruiz Mateos, porque ha expresado no sólo la voluntad de mantener, sino de incrementar el actual volumen de producción y abrir nuevas líneas de fabricación, lo que confirma la viabilidad de la planta industrial".

El acuerdo de venta suscrito entre Kraft Foods y Nueva Rumasa incluye la fábrica de Mahón, las marcas Tranchettes, Santé y Quesilettes, pero no incluye la marca El Caserío, que sigue en manos de la multinacional norteamericana, pero también recoge una opción de tanto a favor del grupo Ruiz Mateos esta última marca en caso de venta.

La venta de la fábrica a Nueva Rumana está sujeta a un proceso de auditoría legal y financiera, por lo que será efectiva, como fecha límite, el próximo 30 de junio.

El acuerdo prevé que mantendrá la actual producción en la planta de Mahón hasta el final de 2009, y suscribirá un contrato de co-manufactura de una parte del volumen durante tres años.

Kraft y Nueva Rumasa han elaborado un contrato transitorio de prestación de servicios, de manera que la multinacional seguirá desempeñando funciones de apoyo para facilitar una transición ordenada del negocio.

La fábrica de Kraft en Mahón -adquirida por la multinacional norteamericana el 1992 a los fundadores, entre los que destacaba la familia Montañés como socio mayoritario- transforma en queso fundido de la leche que producen 17 explotaciones agrícola-ganaderas de Menorca.