Repsol prevé un 2009 "difícil" pero mantiene su plan de inversión hasta 2012

  • Madrid, 14 may (EFE).- El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, reconoció hoy que este año será un ejercicio "difícil" por la recesión económica mundial, pero aseguró a los accionistas que la petrolera mantendrá su plan de inversiones hasta 2012, cuando habrá duplicado su tamaño respecto a 2008.

Madrid, 14 may (EFE).- El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, reconoció hoy que este año será un ejercicio "difícil" por la recesión económica mundial, pero aseguró a los accionistas que la petrolera mantendrá su plan de inversiones hasta 2012, cuando habrá duplicado su tamaño respecto a 2008.

Durante la junta de accionistas de la compañía, Brufau explicó que para lograr los objetivos fijados en el plan estratégico 2008-2012, Repsol seguirá reduciendo costes e invirtiendo en zonas estratégicas, para lo que aprovechará una liquidez próxima a los 7.000 millones de euros.

En la conferencia de prensa previa a la junta, Brufau insistió en que la petrolera seguirá destinando cerca de 575 millones de euros para intensificar la actividad de exploración, área de negocio "estratégica" para el futuro de la compañía.

En el corto plazo, el presidente de Repsol espera que el resultado neto de la petrolera en el conjunto de 2009 esté "como mínimo" en línea con el del primer trimestre de este año, en el que la compañía ganó 516 millones de euros, un 57 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008.

Sin embargo, no quiso aventurar ninguna cifra e insistió en que dependerá de "las circunstancias del mercado y la economía".

Brufau señaló que las previsiones apuntan a una recuperación del precio del crudo en 2009.

El petróleo mantendrá una tendencia al alza "tan pronto" se superen las actuales circunstancias de la crisis, dijo Brufau, quien considera que el barril de Brent (de referencia en Europa) podría cerrar el año en una media por encima de los 58-59 dólares.

La junta aprobó la propuesta de elevar un 5 por ciento el dividendo con cargo al resultado de 2008, hasta 1,05 euros brutos por acción, de los que falta por abonar la mitad en un dividendo complementario que se pagará a partir del próximo 9 de julio.

En total, la petrolera destinará 1.282 millones de euros a dividendos, el 47,3 por ciento del beneficio obtenido en 2008, con lo que la constructora española Sacyr, como principal accionista de la compañía con el 20 por ciento de su capital, recibirá unos 256 millones.

La Caixa, la caja de ahorros española, se embolsará unos 183 millones por una participación superior al 14 por ciento.

La junta, con el 65,37 por ciento de los accionistas representados, acordó el nombramiento como consejera independiente de María Isabel Gabarró y reeligió al secretario general, Luis Suárez de Lezo, como miembro del consejo, órgano de gobierno que abandona Antonio Hernández Gil.

Las acciones de la petrolera se dejaron hoy en la bolsa de Madrid el 0,87 por ciento y cerraron a 14,76 euros por título.