Toshiba tuvo una pérdida neta de 1.390 millones de euros en el primer trimestre

  • Tokio, 8 may (EFE).- El gigante de electrónica nipón Toshiba anunció hoy que en el primer trimestre del año registró una pérdida neta de 184.000 millones de yenes (1.390 millones de euros) y tuvo también números rojos en el conjunto del año fiscal.

Toshiba tuvo una pérdida neta de 1.390 millones de euros en el primer trimestre

Toshiba tuvo una pérdida neta de 1.390 millones de euros en el primer trimestre

Tokio, 8 may (EFE).- El gigante de electrónica nipón Toshiba anunció hoy que en el primer trimestre del año registró una pérdida neta de 184.000 millones de yenes (1.390 millones de euros) y tuvo también números rojos en el conjunto del año fiscal.

Toshiba se ha visto afectado por la caída de la demanda, especialmente en el negocio de la electrónica y electrodomésticos.

De enero a marzo, las pérdidas operativas, por actividad ordinaria, de Toshiba fueron 74.000 millones de yenes (558 millones de euros), mientras las ventas se redujeron en 427.400 millones de yenes (3.220 millones de euros) frente al mismo trimestre del año anterior, hasta los 1,6 billones de yenes (12.000 millones de euros).

En el conjunto del año fiscal 2008, que finalizó el 31 de marzo, Toshiba incurrió en una pérdida neta de 343.600 millones de yenes (2.600 millones de euros), las primeras de los últimos siete años.

La compañía responsabilizó de este resultado al empeoramiento de la economía mundial y al descenso de la demanda en sus principales mercados, sobre todo en Estados Unidos, Europa, Japón y China.

En este panorama, Toshiba redujo sus ventas en el año fiscal 2008 el 13 por ciento, hasta los 6,6 billones de yenes (49.845 millones de euros), lo que le llevó a unas pérdidas operativas de 250.200 millones de yenes (1.890 millones de euros).

El negocio se contrajo en las áreas de electrónica y productos digitales, cuyas ventas disminuyeron el 24 y el 16 por ciento, respectivamente, respecto al año fiscal 2007.

La compañía destacó la baja demanda de televisores, dispositivos ópticos y teléfonos móviles, mientras que el apartado de electrodomésticos, la ventas de aparatos de iluminación y aire acondicionado se deterioraron significativamente.

Para el año fiscal vigente, que finaliza en marzo de 2010, Toshiba espera una recuperación de las ventas, hasta alcanzar los 6,8 billones de yenes (51.355 millones de euros) anuales y reducir sus pérdidas operativas hasta los 50.000 millones de yenes (377 millones de euros).

Fuentes de la industria nipona especulan que Toshiba pueda realizar una ampliación de capital de 500.000 millones de yenes (3.758 millones de euros) con una oferta pública de acciones, informó la agencia local Kyodo.