ING pierde 793 millones hasta marzo

ING pierde 793 millones hasta marzo

ING pierde 793 millones hasta marzo

LA HAYA (PAÍSES BAJOS), 13 (EUROPA PRESS)

El grupo holandés de banca y seguros ING registró pérdidas por importe neto de 793 millones de euros en los tres primeros meses de 2009, en contraste con el beneficio neto de 1.540 millones del mismo periodo de 2008, informó la entidad.

De este modo, el mayor grupo financiero holandés encadena tres trimestres consecutivos en números rojos debido al efecto de las turbulencias financieras, que provocó un impacto bruto de 1.707 millones de euros por la depreciación de activos, las mayores provisiones y los costes de reestructuración.

No obstante, la entidad holandesa, surgida en 1991 tras la fusión de Nationale-Nederlanden y NMB Postbank Group, indicó que su división de banca obtuvo un beneficio antes de impuestos de 698 millones de euros, un 50,3% menos, mientras que la unidad de seguros registró pérdidas brutas de 979 millones.

En este sentido, el beneficio bruto del negocio de banca minorista de ING bajó un 78,2%, mientras que el de la banca mayorista disminuyó un 11,2%. Por su parte, ING Direct, marca bajo la que la entidad opera en España, obtuvo un beneficio antes de impuestos de 44 millones de euros, un 71,6% menos.

"Las condiciones del mercado se mantienen difícles en el primer trimestre por los descensos experimentados en los mercados, al mismo tiempo que los diferenciales de crédito se mantuvieron altos y los precios de la vivienda y las pérdidas crediticias se incrementaron al extenderse la crisis a la economía real desde el sector financiero", dijo el consejero delegado del grupo, Jan Hommen, quien apuntó que en los tres primeros meses del año se han recortado 5.380 empleos de los 7.000 anunciados en enero.

Por otro lado, el grupo indicó que ha reducido en un 80% su exposición a activos ilíquidos Alt-A gracias a la línea de respaldo suscrita con el Estado holandés. Asimismo, explicó que ha reducido ya su balance en 79.000 millones de euros, de los 110.000 millones previstos en el plan para reducir el perfil de riesgo de la entidad.

El pasado mes de abril ING anunció un plan para realizar desinversiones de activos no estratégicos por importe de entre 6.000 y 8.000 millones de euros, lo que afectará a unos 10 ó 15 negocios del grupo, con el objetivo de reducir los riesgos para la entidad y potenciar su negocio bancario en Europa.

Asimismo, la entidad reducirá la complejidad de su estructura mediante la separación operativa de sus actividades bancarias y de seguros.