CSI-F pide explicaciones y responsabilidades sobre la situación de la entidad financiera

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS) CSI-F pidió hoy explicaciones y responsabilidad sobre la situación de Caja Castilla La Mancha (CCM) ante la intervención del Banco de España y recordó que hace pocos días se reunió tanto con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda , como con la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araujo, para expresar su preocupación por la entidad. En este sentido, explicó que ambos responsables políticos manifestaron al sindicato su tesis de que era momento de buscar soluciones para CCM, que los rumores no estaban ayudando a resolver la situación y que las responsabilidades era cuestión posterior, informó en nota de prensa. Asimismo, indicó CSI-F expresó su acuerdo en la búsqueda de soluciones y dijo que contra los rumores lo mejor es la "información seria, veraz y rigurosa", añadiendo que "la información que se ha venido dando es confusa, oscurantista, preocupada más por intereses partidistas que por mostrar la verdad". Por todo ello, y después de esta actuación del Gobierno, dijo que la representación sindical de CSI-F en CCM, ha mostrado su preocupación y demanda la estabilidad laboral de los trabajadores, "cualificados profesionales, que no pueden pagar las nefastas consecuencias de tan desastrosa gestión", agregó. "No aceptaremos medidas traumáticas y defenderemos un empleo estable y de calidad para más de 3.000 trabajadores en nuestra Comunidad Autónoma, ya que CSI-F velará por el mantenimiento de puestos de trabajo ahora y en el futuro", apuntó. EXPLICACIONES Asimismo, pidió explicaciones por parte de quien proceda, ya sean los administradores que se nombren o los responsables políticos; y que el caso sea investigado por la Justicia. Así, añadió que se debe esclarecer también la casuística que ha llevado a esta situación. En cuanto a las responsabilidades, afirmó que se deben pedir y cumplir responsabilidades a quiénes han llevado esta situación a la entidad en el ámbito de la dirección, "ya que la responsabilidad del señor Moltó no se resuelve con su cese". Así, pidió también responsabilidades en el ámbito político, "por dejación de responsabilidades o por influencia en las actuaciones que hayan podido favorecer a determinados ámbitos financieros o empresariales". "Exigimos responsabilidades políticas porque consideramos que tendría que haber una Ley de Cajas reformada para que regularice y haga más democráticos estos instrumentos financieros que pueden ser utilizados arbitrariamente con parámetros políticos, más cerca de intereses partidistas que de los de los ciudadanos", argumentó. Finalmente, esperó que quiénes se han de preocupar por los asuntos que afectan a la sociedad castellano-manchega, "no dejen de pedir las responsabilidades que hubiera lugar y se esfuercen en dejar al descubierto a los autores y colaboradores de este fiasco, porque es preciso que los ciudadanos conozcamos la verdad, sin la menor reserva", agregó. "Barreda tiene delante un grave problema, tiene que estar a la altura de las circunstancias, tiene que dar la talla, tiene que dar respuestas veraces y claras y pedir y asumir responsabilidades. Así se lo pedimos y esperamos que también se lo exijan las fuerzas políticas y sociales, porque no nos conforma que el Banco de España ponga dinero, de todos, para salvar las graves responsabilidades de tan desastrosos gestores, de sus beneficiados y de sus mentores políticos", concluyó.