CSI·F exige que los profesionales de educación especial tengan horario de comida

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El sindicato CSI·F solicita a la administarción que los educadores de educación especial e infantil "dispongan del horario suficiente para comer, se reconozca el carácter educativo de sus funciones y dispongan de horario similar al que tiene el personal docente".

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) señaló en un comunicado que lleva "más de ocho meses" manteniendo reuniones con la Conselleria de Administraciones Públicas con el fin de "mejorar las condiciones laborales de los educadores y de los fisioterapeutas".

Tras las conversaciones, CSI·F ha presentado una propuesta sobre las condiciones de este colectivo que aglutina a unos 900 trabajadores en la Comunitat Valenciana. Según explicaron responsables del sindicato, "exigimos un reconocimiento del carácter educativo de las funciones de los educadores de educación especial e infantil".

Asimismo, consideraron "necesario que el horario se adapte al del colectivo docente". Esto, según el sindicato, implicaría 25 horas presenciales y cinco horas para asistencia y actividades complementarias.

El sindicato defiende igualmente que se reconozca el derecho de estos trabajadores "de contar al menos con una hora para comer, ya que actualmente, y al no estar reconocido explícitamente ese derecho, muchos de ellos comen en escasos minutos, pues su jornada es de atención continua y no se ha establecido una pausa para alimentarse".

Por otra parte, CSI·F también reclamó que los educadores no hagan funciones de monitores en los comedores. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios solicitó que esas tareas las realicen los monitores o cuidadores que pertenecen a las empresas contratadas para el comedor.

Con respecto a los fisioterapeutas, CSI·F afirmó no estar de acuerdo con la propuesta de la Conselleria de que estos empleados "presten atención sanitaria ante circunstancias de especial necesidad ya que son fisioterapeutas y no médicos ni ATS, por lo que desarrollar unas labores que no son de su competencias puede conducir a conflictos". Por último, CSI·F reclamó a la Administración asumir todas las reivindicaciones y que se aprueben antes de finalizar el curso escolar 2008-2009.