El Ayuntamiento de Estepona tiene que pedir un adelanto al Patronato de Recaudación para pagar nóminas

ESTEPONA (MALAGA), 25 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Estepona (Málaga), ha solicitado un adelanto extraordinario al Patronato Provincial de Recaudación para poder hacer frente a las nóminas del mes de febrero. Concretamente, el Consistorio ha pedido que se adelanten las partidas correspondientes a los meses de noviembre y diciembre de este año. Según el concejal de la oposición, Manuel Reina (PES), "cuando llegue noviembre y diciembre supliremos estas partidas con el adelanto de meses del 2010, ahondándose más en la situación en la que se encuentra el Ayuntamiento". Reina explicó que el Ayuntamiento "recibe del patronato 2,4 millones de euros al mes, cantidad que no cubre el gasto de las nóminas y de la Seguridad Social, y por supuesto no es suficiente para hacer frente a otros gastos corrientes". A este respecto el alcalde, David Valadez (PSOE), aseguró que el Ayuntamiento "está afrontando, dentro de la legalidad, los pagos y los compromisos que han creado otros mientras han tenido responsabilidad política". Según dijo, "a Reina se le deberían exigir responsabilidades políticas por las numerosas contrataciones que ha realizado de manera dudosa durante el tiempo que fue consejero delegado de las empresas municipales". Valadez recordó que tanto él "como otras personas que formaban parte de las sociedades en aquel momento presentamos la dimisión al no compartir la forma en la que se estaban haciendo las cosas". Por otro lado, Reina reprochó al Ayuntamiento que no haya pagado a una empresa constructora la ejecución de las obras de urbanización de un sector ubicado en el extrarradio. Según explicó Reina "los vecinos han abonado la parte que les correspondía, se ingresó en el Ayuntamiento, pero el Consistorio no le paga a la adjudicataria que se encuentra en proceso concursal, por lo que los administradores judiciales de la sociedad podrían pedir responsabilidades al consejo de administración de esa sociedad y a los miembros del consejo de administración". Según el alcalde, "lo que es incomprensible es que el Ayuntamiento cobre por unas obras que se van a hacer y que el dinero se haya gastado y los vecinos comprueben que su dinero no se destina a hacer las obras por las que han pagado por ello", según dijo, "ahora se le va a dar la vuelta al calcetín. Primero se harán las obras y luego se cobrarán las cuotas".