Chamizo pide "respeto" y una "singular protección" para los menores relacionados con el caso de Marta del Castillo

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) El Defensor del Menor de Andalucía, José Chamizo, consideró hoy "necesario" ofrecer un mensaje de "respeto y singular protección" de las personas menores que se están viendo implicadas en la "trágica" muerte en Sevilla de Marta del Castillo, por la que hasta el momento han sido detenidas hasta cuatro personas, una de ellas menor de edad. En declaraciones a Europa Press, Chamizo subrayó que la aparición de informaciones en las que se alude a presuntas actuaciones de estas personas menores de edad "deben tratarse con un respeto escrupuloso a los derechos a la propia imagen e intimidad de estos afectados". En este sentido, realizó una llamada de atención "para todos los profesionales que están tratando este suceso empleando las directas intervenciones" de menores en medios audiovisuales, las cuales "no sólo implican de manera severa su propia imagen, pues además el propio contenido de las declaraciones alcanza una grave trascendencia en unos momentos en los que las propias actuaciones policiales y judiciales se encuentran en plena fase de investigación". Al hilo de ello, Chamizo señaló que "es necesario recordar que el interés superior de estas personas menores tiene que quedar absolutamente protegido más allá de la aparente conformidad de progenitores o personas mayores que asienten, cuando no propician, las invitaciones a realizar estas intervenciones públicas". "Por encima de un lógico ejercicio de competencia informativa, no deben ser motivo de publicidad la identidad, imagen y los demás datos personales de cualquiera de las personas menores relacionadas", según indicó el Defensor del Menor de Andalucía, quien aseveró que "su inadecuada utilización supone vulnerar el ámbito de sus derechos y motivaría la intervención de las autoridades responsables". Por último, Chamizo quiso agradecer la colaboración de todos los profesionales de los medios de comunicación, "que han prestado un ejercicio de implicación y colaboración ejemplares con la familia de la víctima para que el tratamiento informativo sea a su vez un ejemplo de rigor y respeto a las normas que protegen los derechos de estos menores".