Fidel Castro celebra "magnífica" reunión con congresistas EEUU

LA HABANA (Reuters) - El convaleciente ex presidente cubano Fidel Castro describió como "magnífica" la reunión de una hora y 45 minutos que sostuvo el martes con tres congresistas estadounidenses que visitaron Cuba para explorar la posibilidad de un futuro diálogo.

Pero según dijo en un texto publicado cerca de la medianoche del miércoles en la página web oficial cubadebate.cu, les expresó que "las realidades objetivas eran, en Estados Unidos, más poderosas que las sinceras intenciones de (el presidente Barack) Obama".

"Fue un magnífico encuentro", escribió Castro, de 82 años, apartado del poder y de la vida pública desde que enfermó hace casi tres años.

En la reunión participaron Barbara Lee, Laura Richardson y Bobby Rush, tres de los seis legisladores del Partido Demócrata de Obama que culminaron el martes una visita de cinco días a Cuba.

"Fue reconfortante el interés y la profundidad con que exponían sus puntos de vista, la sinceridad y calidad de sus palabras, sencillas y profundas (...) Es evidente que conocen a Obama y reflejan confianza, seguridad y simpatías hacia él", añadió Castro.

Por su parte, los legisladores estadounidenses afirmaron de vuelta en Washington que Fidel se mostró alerta y con energía y preguntó cómo ayudar al presidente Barack Obama a normalizar la relación entre sus países.

"Por supuesto, él ha estado enfermo. Pero creo que estamos de acuerdo en que aparecía muy saludable, con mucha energía, con mucha una claridad mental", dijo Barbara Lee sobre el primer encuentro conocido entre responsables estadounidenses y Fidel Castro desde que fue operado en julio de 2006.

La delegación estadounidense también se reunió con el presidente Raúl Castro, quien reemplazó el año pasado en el cargo a su convaleciente hermano.

El encuentro se realizó en medio de señales de distensión en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, alentadas por Obama y sus promesas de adoptar medidas para mejorar las relaciones con la isla de gobierno comunista, ubicada a sólo 145 kilómetros del estado de La Florida.

Estados Unidos ha mantenido un embargo comercial contra Cuba desde 1962. La política estadounidense de aislar a La Habana comenzó poco después de que Fidel Castro llegara al poder en 1959.

Lee, quién encabezó la delegación estadounidense, y los demás miembros de la delegación dijeron que Fidel Castro parecía deseoso de mejorar los lazos entre ambos países.

"Mientras se aproximaba, nos miró directamente a los ojos, bastante al corriente de lo que estaba ocurriendo, y nos dijo: ¿Cómo podemos ayudar al presidente Obama?", dijo en Washington la representante Laura Richardson.

Según la prensa estadounidense, Obama eliminaría pronto las restricciones a los viajes y envíos de remesas de los cubano estadounidenses a Cuba. El Congreso de Estados Unidos está estudiando una legislación que eliminaría la prohibición a los ciudadanos del país sobre las visitas a Cuba.

DERECHOS HUMANOS Y DEMOCRACIA

Pero Obama ha dicho que mantendría el embargo comercial hasta que Cuba muestre avances en derechos humanos y democracia, algo que Lee dijo que la delegación discutió sólo vagamente con las autoridades cubanas.

Lee dijo que daba la impresión de que Fidel, visto durante mucho tiempo como la fuente de poder en Cuba, ahora se está concentrando en la escritura y sus reflexiones: "No me dio la impresión de que estuviera jugando un papel" en el Gobierno cubano.

Los miembros de la delegación estadounidense dijeron que están convencidos de que el presidente cubano quiere poner fin a 50 años de hostilidad entre ambos países.

Lee dijo que volvían a Washington tras cinco días de viaje con un mensaje simple: "Llegó la hora de hablar con Cuba. El momento es ahora".

La reunión con Raúl Castro ocupó el martes la portada de Granma, el diario del Partido Comunista, que dijo que Castro y los congresistas discutieron varios temas "con énfasis en la posible futura evolución de las relaciones bilaterales y los vínculos económicos".

Los congresistas aclararon que no viajaron a Cuba siguiendo instrucciones de Obama. Lee dijo que presentará sus impresiones al presidente y al Departamento de Estado antes de la Cumbre de las Américas programada para el 17 de abril en Trinidad y Tobago y en la que participará Obama.