Fidel Castro critica a quienes le tachan de "anciano convaleciente" para restar valor a sus palabras

Fidel Castro critica a quienes le tachan de "anciano convaleciente" para restar valor a sus palabras

Fidel Castro critica a quienes le tachan de "anciano convaleciente" para restar valor a sus palabras

LA HABANA, 13 (EUROPA PRESS) El ex presidente cubano Fidel Castro se reunió ayer con la mandataria chilena, Michele Bachelet, durante la visita de ésta a la isla, en un encuentro calificado de "cálido" en la última 'reflexión' del antiguo dirigente. Sin embargo, lamentó que no importa lo que diga de estas conversaciones, ya que se le restará credibilidad por ser supuestamente un "anciano convaleciente". "No importa lo que yo diga sobre el amistoso encuentro, algunas agencias y publicaciones tomarán la información y divulgarán que el anciano, el convaleciente de una grave enfermedad o algún otro calificativo dirigido a reducir el modesto valor de lo que expresé a mi prestigiosa interlocutora", afirmó en el artículo, publicado en la web 'www.cubadebate.cu'. Según Castro, Bachelet le escuchó "con interés" y ambos dialogaron de distintos temas aunque, a tenor de lo publicado, básicamente de la situación en América Latina. "Estaré siempre satisfecho de su amistosa visita", destacó el ex presidente cubano, que lleva más de un año y medio desaparecido de la vida pública. Por su parte, Bachelet aseguró que su interlocutor se encuentra "en muy buenas condiciones" y está "muy interesado en los temas de Chile", informó 'El Mercurio'. Bachelet describió el encuentro como "un diálogo bastante importante sobre los desafíos de la región y de los países de América Latina en el contexto de la crisis internacional". AMÉRICA LATINA Castro, de 82 años, atribuyó a Bachelet el mérito de haber llevado a los socialistas al poder en Chile "sin apoyo del dinero, las armas y el aparato de publicidad yanki". En su opinión, "aún más esa distinción correspondió al Partido Socialista de Salvador Allende, que murió bajo el artero ataque aéreo directo a La Moneda". En la misma línea, Castro aplaudió los avances logrados en Bolivia y Venezuela con Evo Morales y Hugo Chávez, respectivamente, como jefes de Estado. Se refirió de forma muy particular a la actualidad venezolana porque, como recordó, "estamos muy próximos al 15 de febrero, día del referéndum sobre la enmienda constitucional" que determinará la posible reelección indefinida de Chávez. Un día después de que el propio Chávez difundiese una misiva de Castro, el ex presidente cubano insistió en su apoyo a su aliado porque, afirmó, "es difícil" que otro líder logre avanzar en la revolución bolivariana. "Los recursos mediáticos de la oligarquía y el imperio no podrían ser superados", añadió.