Obama debe insistir sobre derechos humanos en Cuba

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debe insistir en que Cuba libere a todos sus presos políticos antes de que Washington suavice las restricciones a los viajes y el comercio con la isla, dijeron el jueves dos congresistas estadounidenses.

Mientras Obama y el Congreso revisan la política estadounidense de 47 años de aislamiento a Cuba, los congresistas republicanos instaron a no olvidar la situación de los derechos humanos en la isla situada a sólo 145 kilómetros de Estados Unidos.

Los representantes Frank Wolf y Chris Smith criticaron a los congresistas demócratas que visitaron recientemente Cuba, por no haber hecho hincapié en los derechos humanos.

Wolf y Smith, miembros del Caucus de los Derechos Humanos en el Congreso, instaron a Obama a leer un informe del Departamento de Estado de 2008 según el cual en la isla había por lo menos 205 presos políticos.

El informe también dijo que unos 5.000 cubanos habían sido detenidos por "peligrosidad", aunque no habían sido acusados de ningún delito.

"Esta administración debe ser muy cuidadosa. No deben levantar las sanciones hasta que los presos estén fuera", dijo Wolf en una conferencia de prensa.

Miembros del equipo de Obama han dicho que el presidente anunciará en breve el levantamiento de las restricciones a los viajes familiares y remesas de los cubano estadounidenses a la isla.

En el Congreso existe una fuerte corriente bipartidista que apoya las reformas en la política de Estados Unidos de aislar a La Habana, que comenzó poco después de la llegada de Fidel Castro al poder en 1959.

Obama se prepara para asistir el 17 de abril a la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, donde los líderes latinoamericanos esperan presionarlo para que se ponga fin al embargo económico de Washington a Cuba, vigente desde 1962.

Pero Obama ha dicho que mantendrá el embargo al Gobierno comunista cubano hasta que el país dé señales de avances en el tema de los derechos humanos y la democracia.

Y aunque algunos congresistas de Estados Unidos quisieran ver aliviadas las restricciones al comercio, otros representantes de distritos con mayoría de exiliados cubanos se oponen al cambio.

El líder cubano Fidel Castro describió el miércoles como "magníficas" las recientes conversaciones en La Habana con varios miembros del Caucus Negro del Congreso.

Los congresistas dialogaron también con el presidente Raúl Castro, que reemplazó hace dos años y medio en el poder a su hermano Fidel.