Raúl Castro se reúne con congresistas estadounidenses

Raúl Castro se reúne con congresistas estadounidenses

Raúl Castro se reúne con congresistas estadounidenses

LA HABANA, 7 (Reuters/EP)

El presidente de Cuba, Raúl Castro, se reunió ayer con los congresistas estadounidenses que se encuentran estos días de visita en Cuba y, aunque apenas ha trascendido información del encuentro, sí parece que ambas partes exploraron la posibilidad de un futuro diálogo entre los que fueran enemigos durante la Guerra Fría.

La televisión estatal transmitió algunas imágenes de esta insólita reunión y, sin audio, mostró a Castro conversando amistosamente con los congresistas demócratas, que llegaron el viernes para una visita de cinco días. Las esperadas conversaciones llegan mientras desde ambas partes se lanzan aparentes señales de apertura con el objetivo de alcanzar un nuevo nivel en las relaciones bilaterales.

Los congresistas aclararon que viajaron a Cuba a título personal y que no están siguiendo instrucciones del presidente norteamericano, Barack Obama. Antes de su reunión con Castro, los miembros de la Cámara de Representantes defendieron un diálogo "mutuamente ventajoso" porque ni Estados Unidos ni Cuba "pueden existir sin diálogo ni adversidades recíprocas", como explicó el congresista Melvin Watt.

"Pero ¿no sería maravilloso si lográramos un diálogo y encontráramos las cosas mutuamente ventajosas y de interés para nuestros países y termináramos con las divisiones históricas que nos han separado pese a la cercanía geográfica?", añadió.

ELOGIOS DE FIDEL

Por su parte, el ex presidente Fidel Castro valoró positivamente "el gesto del grupo legislativo" estadounidense en su última reflexión, titulada 'Los siete congresistas que nos visitan'. "Es difícil que la delegación haya visto un rostro con expresión de odio y tal vez admiren la ausencia total de personas analfabetas o menores limpiando zapatos en las calles", anotó.

En cuanto a las conversaciones mantenidas en los últimos días, el ex mandatario destacó que todos parecen estar de acuerdo en aprovechar el "momento histórico" logrado con la llegada de Obama y con las voces que, cada vez con más fuerza, piden "la normalización de las relaciones".