Almunia dice que Europa tiene capacidad, pese a la crisis, de incrementar las ayudas al desarrollo

GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, indicó hoy que, pese a que la situación económica de Europa en 2009 "no está nada bien", la Unión Europea tiene capacidad para incrementar sus ayudas a los países más pobres y alcanzar en 2015 la contribución del 0,7 por ciento del PIB a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), un elemento "clave" para erradicar la pobreza y desigualdades del mundo.

Almunia, que impartió hoy en la Fundación Euroárabe en Granada una conferencia sobre la ayuda al desarrollo de la UE ante la crisis, explicó que aunque está institución es la principal donante mundial de la ayuda al desarrollo --aporta el 60 por ciento del total-- es necesario hacer "un esfuerzo adicional" para apoyar a los países más pobres de modo que sean capaces de generar riqueza.

Explicó que la crisis económica mundial está volviendo a generar pobreza en países emergentes que habían experimentado ciertas mejoras durante el periodo 2000-2007. Se refirió a la subida del precio de los alimentos y la falta de inversiones extranjeras como algunos de los factores que están incrementando la pobreza, un asunto que, dijo, "no podemos permitir".

No obstante, y aunque "corren tiempos difíciles" para las economías de los países más ricos, la crisis ha azotado con más fuerza "a los de siempre", los países del África Subsahariana, América Latina o los países del sudeste asiático, motivo por el que Almunia consideró que la Unión Europea "no puede levantar el pie del acelerador de la ayuda al desarrollo".

En este contexto, apostó por mejorar la efectividad de las políticas de ayuda al desarrollo y definir sus prioridades, así como contar con los estados que reciben las aportaciones para que se autoresponsabilicen de su gestión, pues "no vale con mandarles dinero una vez al año, sino que hay que enseñarles a generar riqueza".

Destacó también la necesidad de que se abran las fronteras económicas, puesto que "impiden a los países pobres progresar a través del comercio".

Por último, destacó el esfuerzo efectuado por la Unión Europea para salir de la crisis económica en Europa, con la aprobación de políticas presupuestarias por un valor equivalente a 3,5 puntos del PIB entre 2009 y 2010 e incidió en que un incremento del 0,3 puntos del PIB europeo en la ayuda al desarrollo hasta 2015 "no es en absoluto un objetivo inalcanzable".