Bruselas expedientará el próximo miércoles a España por déficit excesivo

BRUSELAS, 15 (EUROPA PRESS) La Comisión Europea lanzará por primera vez el próximo miércoles un procedimiento sancionador contra España por superar el límite del 3% de déficit público respecto al PIB previsto en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). El déficit de España se situó en el 3,4% del PIB en 2008 y se disparará hasta el 6,2% este año debido a la caída de ingresos fiscales, el aumento de las prestaciones por desempleo y las medidas de estímulo para combatir la crisis, según las previsiones de Bruselas. España no será el único país expedientado, ya que los procedimientos por déficit excesivo afectarán a media docena de países de la eurozona, según ha anunciado el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia. La apertura de los expedientes se decidirá en el marco de la evaluación de los programas de estabilidad y convergencia actualizados de los Estados miembros. En todos los países se prevé un mayor déficit que hace unos meses por los planes de estímulo. Los países que serán examinados el miércoles, además de España, son Alemania, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Malta, Países Bajos, Polonia, República Checa, Reino Unido y Suecia. El primer paso en la apertura de un expediente es un informe elaborado por el Ejecutivo comunitario en el que se constata la existencia de un déficit excesivo. A continuación, los ministros de Economía de los Veintisiete tienen que aprobar el lanzamiento del procedimiento. En una segunda etapa, probablemente en marzo o abril, Bruselas fija un plazo para la corrección del déficit y realiza una serie de recomendaciones. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ya anunció el pasado martes que la Comisión dará a España hasta 2011 para situar de nuevo el déficit por debajo del 3%. Solbes no garantizó que se pueda cumplir con esta exigencia. El programa de estabilidad de España prevé para 2011 un déficit del 3,9%. Si un Estado miembro no sigue las recomendaciones de la UE y no rebaja su déficit en los plazos acordados, el procedimiento puede concluir con la imposición de multas. No obstante, el Ejecutivo comunitario ya ha anunciado que aplicará el Pacto con la máxima flexibilidad posible teniendo en cuenta que la actual crisis no tiene precedentes. En contraste con lo que ocurrirá este año, en la evaluación que hizo Bruselas del plan de estabilidad de España hace doce meses elogiaba el superávit, que en 2007 superó el 2%. En esta evaluación se pedía además al Gobierno que prosiga las reformas del sistema de pensiones para contener el efecto del envejecimiento de la población en el aumento del gasto público y que aumente las inversiones en I+D para impulsar la productividad y favorecer así un "ajuste suave de la economía".