Camdessus cree que la crisis financiera responde a un "desastre ético"

  • San Sebastián, 26 mar (EFE).- El ex director general del Fondo Monetario Internacional, el francés Michel Camdessus, ha opinado hoy que la actual crisis financiera responde a un "desastre ético" y tiene componentes de "crisis de civilización".

San Sebastián, 26 mar (EFE).- El ex director general del Fondo Monetario Internacional, el francés Michel Camdessus, ha opinado hoy que la actual crisis financiera responde a un "desastre ético" y tiene componentes de "crisis de civilización".

Camdessus ha participado hoy en unos encuentros empresariales sobre la crisis económica organizados en San Sebastián por la Sociedad de Garantía Recíproca Elkargi, donde ha compartido mesa de debate con el comisario europeo de Economía y Finanzas, Joaquín Almunia, y con el científico Pedro Miguel Etxenike.

El economista galo, quien actualmente preside la Societé de Financement de L'Economie Française (SFEF), creada para recapitalizar los bancos franceses, ha identificado las que a su juicio constituyen las "tres carencias" que han causado la crisis, que son la desregulación, la carencia institucional y la carencia ética.

Respecto a esta última, Camdessus ha afirmado que en cada etapa de la crisis pueden observarse "faltas éticas graves íntimamente vinculadas a errores técnicos o profesionales".

"Es, por ejemplo, contrario a la ética otorgar préstamos tan arriesgados a personas cuya solvencia está lejos de poder ser demostrada", ha indicado el economista galo, quien ha añadido que tampoco es ético "vender instrumentos representativos de estos créditos sin hacer explícita su naturaleza".

Según ha indicado, también ha habido "faltas éticas" por parte de las autoridades financieras, "que han dejado que se establezca un clima en el cual la búsqueda de maximación de beneficios a corto plazo era la única ley".

"Los principios básicos de unas finanzas al servicio de una economía más humana se han ido ignorando", ha proclamado Camdessus, quien ha manifestado que no se han tenido en cuenta "el sentido de la moderación de la codicia o la preocupación por el servicio a la comunidad que Adam Smith esperaba de todos los actores de la economía del mercado".

El ex director del FMI ha apelado a los valores de la responsabilidad, la solidaridad y la "ciudadanía global" para evitar en el futuro una crisis como la actual.

Camdessus se ha referido también a la reunión del G-20 de la próxima semana, que ha confiado en que sirva para reformar las instituciones financieras internacionales, para lo que en los últimos meses ha habido negociaciones "sin precedentes en los últimos 30 años".

Este economista ha formado parte del grupo de sabios que estudia las reformas necesarias, que ha propuesto medidas "muy revolucionarias" como que EEUU y Europa renuncien a su derecho de veto en el FMI, o que este organismo aborde un "cambio radical" en su gobierno, en el que los países pobres y emergentes deberán tener más peso.

Camdessus ha defendido que no sean los técnicos, sino los ministros, los que adopten las decisiones en las instituciones económicas internacionales.