El economista jefe del BID ve un riesgo de inestabilidad política en América Latina

  • Medellín (Colombia), 27 mar (EFE).- El economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Eduardo Lora, alertó en entrevista con Efe del riesgo de inestabilidad política en América Latina por la crisis y recomendó más protección social en la región.

El presidente del BID augura que el debate sobre la ampliación de capital será polémico

El presidente del BID augura que el debate sobre la ampliación de capital será polémico

Medellín (Colombia), 27 mar (EFE).- El economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Eduardo Lora, alertó en entrevista con Efe del riesgo de inestabilidad política en América Latina por la crisis y recomendó más protección social en la región.

"No creo que haya una erupción social que genere una situación de inestabilidad muy fuerte", dijo Lora en el marco de la asamblea anual del BID que comienza hoy en Medellín (Colombia).

El riesgo que ve Lora "es el de que la democracia se debilite, entendiendo porque la democracia se debilite el que se debilite el debate político, que se debiliten los partidos, que haya un mayor espacio para el caudillismo".

Mencionó que lo que conduce a la inestabilidad política "es la sensación de la gente de que está desprotegida, de que el sistema político no logra responder a sus demandas y que el sistema político no es creíble", algo que, de ocurrir, dijo, sería "muy grave".

Apuntó que los indicadores del Latinobarómetro -un estudio de opinión pública anual en 18 países de la región para el que se realizan unas 19.000 entrevistas- demuestran que el respeto por la democracia se debilita mucho en los años de bajo crecimiento.

"Por esa vía es por donde yo veo el problema", precisó.

Lamentó, en ese sentido, el que a pesar de que hay un grupo de países con sistemas políticos consolidados, en otros existe una gran fragmentación partidista.

"Hay países con estructuras partidistas muy fuertes, como Chile, (...) México (...) e incluso Brasil, donde a pesar de que hay muchos partidos hay un sistema que funciona de forma bastante estable y bastante sólida", indicó Lora.

Pero en otros esas estructuras "se han debilitado mucho y no sabemos lo que pueda pasar".

Se refirió a Colombia, donde ha habido "un aumento de la fragmentación partidista y los partidos perdieron cohesión" y a Ecuador "donde hay una tremenda fragmentación partidista, que explica en parte las reformas que se han hecho a la Constitución".

Mencionó también a Perú, donde no hay una estructura partidista lo suficientemente consolidada pero "el sistema político ha funcionado bastante bien en los últimos años".

Para evitar que esa fragilidad derive en inestabilidad, Lora dijo que Latinoamérica debe de concentrarse, en un momento de crisis como el actual, en garantizar la protección social "aunque no se logre en el corto plazo la mayor tasa de crecimiento posible".

Destacó que los programas públicos de transferencias condicionadas como Bolsa Familia en Brasil, Oportunidades en México y Juntos en Perú resultan idóneos para la situación actual.

"Logran un impacto social muy grande con un coste relativamente reducido", explicó.

Reconoció, por lo demás, que el mayor desafío macroeconómico ahora mismo es el implementar políticas fiscales sostenibles.

El problema radica, dijo, en que hay una gran incertidumbre sobre la profundidad y la duración de la crisis.

Según Lora, si los problemas duran un año o un año y medio, la mayoría de países podría tener políticas fiscales expansivas, pero si la situación se prolonga tres o cuatro años podrían "clavarse el cuchillo a sí mismos" con un proceso fiscal insostenible.

Dijo entender el que para los países desarrollados, que tienen un gran impacto en la economía mundial, el objetivo sea intentar potenciar al máximo el crecimiento y el comercio.

Pero para Latinoamérica, cuyo impacto en el crecimiento mundial es modesto "ese no es el mensaje".

"El mensaje tiene que ser un mensaje de prudencia. Tratar de defender una posición fiscal y hacer una recomposición del gasto público hacia aquello que tenga un mayor impacto social", destacó.

Advirtió de que lo que está en juego son los logros de las dos últimas décadas, en las que Latinoamérica consiguió una estabilidad macroeconómica mucho mayor que la que tenía durante la crisis rusa de finales de los 90 y, "ni que decir tiene", subrayó Lora, que la de la década de los 80.

Aconsejó, para finalizar, que los países huyan de recetas "muy peligrosas" como los grandes subsidios sectoriales o las políticas de control de las importaciones y aumentos de aranceles.