El FMI dice cree que España sólo debería adoptar nuevas medidas fiscales si se agrava la recesión

Apuesta por reformar el sistema de pensiones para garantizar su sostenibilidad a largo plazo

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró hoy que España sólo debería adoptar nuevas medidas fiscales para hacer frente a la crisis económica que atraviesa si la recesión se agrava durante los próximos meses.

En un informe publicado por la entidad, pidió que se deje funcionar libremente a los estabilizadores automáticos y que se extreme la cautela en la puesta en marcha de nuevas iniciativas de tipo fiscal.

El organismo elogió la labor de las autoridades por sus "oportunas y sustanciales" ayudas fiscales y financieras, y consideró que ese esfuerzo tiene que ir acompañado por reformas estructurales que permitan evitar un prolongado periodo de bajo crecimiento y alto desempleo que dificultaría más la vuelta a la sostenibilidad fiscal.

En este sentido, el organismo que dirige Dominique Strauss-Khan afirmó que cualquier medida que se pretenda implementar en el futuro tendrá que estar "bien dirigida" al objetivo de facilitar las reformas estructurales que necesita la economía española.

Entre estas reformas, destacó la necesidad de llevar a cabo una reforma del sistema de pensiones a largo plazo para afrontar el problema del envejecimiento de la población y garantizar la sostenibilidad del mismo en el futuro.

PIDE UNA REFORMA LABORAL.

Asimismo, el organismo se refirió también a la necesidad de abordar una reforma laboral en España para incrementar la competitividad y la productividad y reducir el diferencial de inflación con la zona euro.

En este sentido, dio la bienvenida a la trasposición de la directiva europea de servicios en el mercado español, aunque insistió en la necesidad apostar por la moderación salarial y por iniciativas que refuercen la flexibilidad laboral, el empleo y la competitividad.

Por otro lado, el FMI aseguró que el ajuste de la construcción "llevará tiempo", aunque valoró positivamente los esfuerzos de las autoridades españolas para adecuar el mercado a las nuevas condiciones y para facilitar a los desempleados el pago de las hipotecas.