El FMI pide más medidas para acabar con la recesión

WASHINGTON (Reuters) - Los líderes financieros mundiales coincidieron el sábado en que "las nubes de la tormenta económica se están abriendo", pero dijeron que se necesitan más medidas para asegurar el fin de la recesión global.

"Tenemos graves problemas, estamos tomando medidas muy serias, pero las cosas están comenzando a verse mejor", dijo Youssef Boutros-Ghali, jefe del Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI y que también es ministro de Finanzas de Egipto.

"Cuidadosa y cautelosamente, podemos decir que hay un agujero en las nubes", agregó Boutros-Ghali, quien se hizo eco del optimismo reservado expresado la víspera por el Grupo de los Siete países más ricos del mundo.

Con el fin de asegurar una recuperación en 2010, un comunicado del comité del FMI exhortó a una mayor acción para restaurar la salud de los bancos, reanudar el préstamo y reactivar los flujos de capital internacionales. Instó a los países a mantener los estímulos fiscales y desarrollar planes para salir de las medidas extraordinarias tomadas una vez que la recuperación sea establecida.

Pero la reunión del FMI parecía haber hecho poco avance en el espinoso tema de dar a los mercados emergentes una voz más fuerte en la institución. El comunicado indicó que una futura revisión del poder de voto de los miembros "resultará en incrementos en las cuotas de economías dinámicas, particularmente en la porción de los países de mercado emergente y en desarrollo en conjunto".

China y otras economías en desarrollo dicen que si van a contribuir dinero para el FMI, necesitan más influencia, un elemento importante a tener en cuenta, ya que al Fondo le faltan aún 150.000 millones de dólares de los 500.000 millones que había prometido el G-20.

EEUU Y EUROPA SE ENFRENTAN

Estados Unidos prometió el sábado un robusto apoyo para una revisión general del poder que rige en el seno del FMI para que naciones emergentes importantes obtengan más voz sobre cómo opera la institución de préstamo.

En un discurso ante el comité directivo del FMI, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, instó también al Fondo a prepararse para ofrecer créditos con el fin de recapitalizar bancos o para ayudar a países en desarrollo a renovar deuda corporativa.

"Esto es esencial para fortalecer la legitimidad del FMI, asegurando que permanezca en el centro del sistema monetario internacional y refleje las realidades del siglo 21", dijo.

Geithner exhortó a que se dé más cuotas de poder en el FMI a las naciones emergente. También sugirió reducir el tamaño de la junta del FMI a 22 escaños desde 24 en 2010 y a 20 para 2012, pero preservando el número existente de asientos para países de mercados emergentes.

Esto sería a costa de las naciones europeas, que ocupan ocho escaños en la junta y que, junto con Estados Unidos, han ostentado el poder en el Fondo, algo criticado por varios países.