Evo Morales dice que los aportes al FMI es entregar plata a lobo y que éste cuide ovejas

  • La Paz, 3 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó hoy las dotaciones al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM) acordadas por el G-20 porque, sin reformar estos organismos, es "como entregar la plata al lobo y que el lobo cuide las ovejas".

La Paz, 3 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó hoy las dotaciones al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM) acordadas por el G-20 porque, sin reformar estos organismos, es "como entregar la plata al lobo y que el lobo cuide las ovejas".

El presidente boliviano compareció hoy ante la prensa internacional en La Paz para expresar su "preocupación" por los resultados de la cumbre del G-20, ya que, advirtió, "no es posible que los países capitalistas que provocaron la crisis financiera sean ahora la solución".

Por este motivo, Morales reclamó que las soluciones a la crisis internacional se debatan en una cumbre de jefes de estado de Naciones Unidas.

La situación creada por unos pocos países ha supuesto que "otros 180 estados tengan que enfrentar una crisis creada por el capitalismo especulativo", destacó Morales, quien reclamó un cambio del modelo económico internacional.

A su juicio, para resolver la crisis "primero hay que acabar con el libre mercado y, segundo, con el capitalismo especulativo y sus efectos colaterales".

Evo Morales se mostró especialmente crítico con la decisión del G-20 de aportar un billón de dólares más a los organismos multilaterales, porque esa medida forma parte, dijo, de la "especulación financiera".

"Que el G-20 aporte recursos económicos a manos del FMI y el BM sin que se acometan profundas reformas en estos organismos es como entregar la plata al lobo y que el lobo cuide las ovejas", afirmó el gobernante.

Por ello, destacó la necesidad de que se produzca una "revolución" en el seno del FMI, el BM e incluso en la Organización Mundial de Comercio (OMC) "para que esos recursos se dirijan a los países que son víctimas de la crisis financiera".

Morales criticó, por ejemplo, que el FMI "siempre condiciona sus créditos" a asuntos como la privatización de los recursos naturales o los servicios básicos. "Así no se resuelve la crisis", dijo.

En este sentido, Morales saludó la posición de países como Argentina, Brasil o México para que se produzcan reformas en estos organismos multilaterales.

También destacó como positivo de la cumbre del G-20 la propuesta de acabar con los paraísos fiscales, defendida por los presidentes de Francia y Alemania.