La crisis propicia el acuerdo de la UE para extender el IVA reducido

  • Bruselas, 10 mar (EFE).- La Unión Europea acordó hoy que todos los Estados miembros podrán aplicar un tipo de IVA reducido a servicios como la restauración y los cuidados a domicilio, algo por lo que Francia llevaba años peleando y que finalmente se ha aprobado como una medida para combatir la crisis.

Los 27 llegan a un acuerdo para extender el IVA reducido a más servicios

Los 27 llegan a un acuerdo para extender el IVA reducido a más servicios

Los 27 llegan a un acuerdo para extender el IVA reducido a más servicios

Los 27 llegan a un acuerdo para extender el IVA reducido a más servicios

Bruselas, 10 mar (EFE).- La Unión Europea acordó hoy que todos los Estados miembros podrán aplicar un tipo de IVA reducido a servicios como la restauración y los cuidados a domicilio, algo por lo que Francia llevaba años peleando y que finalmente se ha aprobado como una medida para combatir la crisis.

Según el acuerdo del Ecofin (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE), todos los países podrán de manera permanente imponer un IVA más bajo a una serie de servicios: los restaurantes, la construcción y reparación de viviendas, la peluquería, la atención domiciliaria, la reparación de bicicletas, calzado y vestido, y la limpieza de cristales y viviendas.

Francia consigue así su objetivo de aplicar un gravamen menor a los restaurantes, y España, que ya tenía esa potestad para los restaurantes, las peluquerías, la construcción y la albañilería, podrá extenderlo a los otros servicios citados.

Todos ellos son servicios que generan mucha mano de obra y en los que no hay competencia transfronteriza, dado que nadie va a trasladarse a otro país para buscarlos aunque pueda encontrarlos más baratos.

La cuestión ha permanecido años bloqueada, debido a que, como en todas las decisiones sobre fiscalidad, requería unanimidad de los Veintisiete, y un grupo de países encabezado por Alemania se oponía.

Hoy esos países -Alemania, Dinamarca, Lituania, Estonia, Bulgaria y República Checa- rubricaron una declaración conjunta en la que reclaman que no vuelva a abrirse en el futuro la discusión sobre la modificación de los tipos del IVA.

España, que está de acuerdo con el enfoque de estos Estados miembros, según explicó el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, no tiene pensado usar la opción de rebajar la fiscalidad a nuevos servicios.

"A priori no pensamos modificar nada relacionado con el IVA, a no ser que por razones de política económica fuera necesario", recalcó Solbes.

El tipo estándar de IVA en España está en el 16%, con un tipo reducido del 7% y uno súper reducido del 4% que se aplica a alimentos de consumo básico.

En toda la UE, oscila entre el 15% que rige en Chipre, Luxemburgo y Reino Unido (que lo ha rebajado para luchar contra la crisis) al 25% en Dinamarca, con todo un mosaico de productos y servicios a los que se aplica un gravamen más bajo, en unos países sí y en otros no.

El acuerdo de hoy también incluye igualar a los audiolibros y los libros digitales con los libros tradicionales, a los que ya se puede aplicar un IVA reducido.

Portugal ha logrado, por su parte, vía libre para reducir el gravamen a los peajes en los puentes sobre el Tajo en el área de Lisboa y Chipre podrá hacer lo propio con las bombonas de butano.

En su encuentro de hoy, el Ecofin también examinó las proyecciones presupuestarias de la mayoría de Estados miembros, marcadas en la mayoría de los casos por el aumento del déficit a consecuencia de la crisis, y aprobó recomendaciones para cada uno de ellos.

A España, los países comunitarios le pidieron que las medidas de recuperación económica no amplíen aún más el desequilibrio de las cuentas y, sobre todo, que inicie "resueltamente" la consolidación presupuestaria a partir de 2010.

Desde la Comisión Europea, el responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, consideró que el consenso de los veintisiete países de la UE en la necesidad de mantener el rigor presupuestario es un mensaje clave para transmitir confianza a los ciudadanos e inversores.

El Ecofin también aprobó hoy las posiciones que los socios europeos del G20 defenderán en las próximas reuniones de este foro, de ministros de Finanzas a finales de esta semana y de líderes el 2 de abril.

Los países comunitarios abogarán por doblar la dotación del Fondo Monetario Internacional (FMI) para garantizar que pueda acudir al rescate de los países acuciados por la crisis y también insistirán en que este organismo amplíe su papel de vigilancia en el sector financiero.

El FMI pretende aumentar sus recursos hasta 500.000 millones de dólares (desde 250.000 millones) y ya cuenta con un préstamo de 100.000 millones ofrecidos por Japón.