Los países de Europa central y del Este deberían adoptar el euro, dice el FMI

  • Londres, 6 abr (EFE).- Los países de la Europa central y del Este que forman ya parte de la Unión Europea y han sido golpeados por la crisis deberían adoptar el euro incluso antes de entrar como miembros de pleno derecho de la eurozona, según un informe confidencial del Fondo Monetario Internacional.

El FMI considera que el éxito del G20 aporta confianza, necesaria para una recuperación

El FMI considera que el éxito del G20 aporta confianza, necesaria para una recuperación

Londres, 6 abr (EFE).- Los países de la Europa central y del Este que forman ya parte de la Unión Europea y han sido golpeados por la crisis deberían adoptar el euro incluso antes de entrar como miembros de pleno derecho de la eurozona, según un informe confidencial del Fondo Monetario Internacional.

La zona del euro debería a su vez relajar sus normas de ingreso de forma que los países que lo desearan pudieran unirse a ella en calidad de "casi miembros" aunque sin ocupar ningún puesto en el consejo del Banco Central Europeo, recomienda el informe, filtrado al Financial Times.

"Para los países miembros de la Unión Europa, la adopción del euro ofrece los mayores beneficios a la hora de resolver el problema de la deuda acumulada en divisas, eliminando la incertidumbre y restableciendo la confianza, explica el FMI

Sin una medida de ese tipo, para resolver ese problema, algunos de esos países tendrían que acometer políticas de ahorro interno de muy difícil aplicación debido a las resistencias de los ciudadanos, señala esa institución multilateral.

El informe confidencial del FMI, preparado hace un mes, formaba parte de una campaña de esa institución, del Banco Mundial y del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo en apoyo de una estrategia regional contra la crisis, que debía incluir un fondo de rescate regional.

La campaña, sin embargo, fracasó por la oposición de los países tanto de la Europa occidental como de la propia Europa del Este.

Los miembros de la zona del euro, al igual que el Banco Central Europeo, se oponen a cualquier relajamiento de las normas de ingreso en la misma.

Según ha calculado el Fondo Monetario Internacional, los países "emergentes" de Europa, incluida Turquía, han acumulado deudas del orden de 413.000 millones de dólares que vencen en principio en 2009 mientras que sus déficit por cuenta corriente llegan a 84.000 millones.

Según el informe filtrado al diario británico, para cubrir sus necesidades de financiación, esos países requerirán este año el equivalente de 123.000 millones de dólares y 63.000 millones el año próximo, de las instituciones financieras internacionales, la Unión Europea y los gobiernos.

Parte de ese dinero podría salir del propio FMI, pero el resto tendría que salir de otras fuentes, según el informe, incluida la propia Unión Europea.