Rato cree que España debe confiar en sus posibilidades para salir de crisis

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 3 (EUROPA PRESS)

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ex ministro de Economía español, Rodrigo Rato, cree que España debe confiar en sus posibilidades para salir de crisis, reconoció no conocer "a nadie que tenga la receta", pero sí conoce "a algunos que están muy equivocados".

En un un almuerzo-coloquio sobre la crisis económica en Las Palmas de Gran Canaria junto con representantes de los sectores empresariales de las islas y el presidente y vicepresidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, y José Manuel Soria, respectivamente, Rato manifestó que "vamos hacia un mundo distinto, desconocido, pero no necesariamente peor".

El ex ministro económico durante los ochos años de gobierno del PP con José María Aznar de presidente hizo especial hincapié en que "ésta es una transformación, no una crisis coyuntural, es una crisis de la globalización".

Incidió en que España es uno de los países que "más ha cambiado en las últimas dos generaciones" y, en su opinión, debe de ser un país confiado en sus "propias capacidades". "Debemos ser capaces de enfrentarnos a algo que no va a ser fácil pero tampoco es ni mucho menos imposible", advirtió Rato, para quien España "debe contar en el panorama internacional" y apostó por centrar "los esfuerzos que tengan que hacer los gobiernos" en cuatro áreas: financiera, industrial, modelo de empleo y educación.

Asimismo, planteó que "un Estado mucho más descentralizado del que ha habido hasta ahora". Señaló que "en este momento realmente más de la mitad del presupuesto es administrado territorialmente y el poder normativo de las comunidades autónomas en materias como educación o cuestiones financieras y comerciales es determinante". Por tanto, reiteró que "va a haber un desafío de sistemas de coordinación".

"NO HAY SOLUCIONES GLAMUROSAS"

"No hay soluciones fáciles, ni glamurosas y sin costes, debemos de huir de los eslóganes", agregó Rato, que destacó que "esta crisis es muy complicada y requiere que la sociedad sea conciente de sus propias tensiones y participe más activamente en esta discusión".

En su opinión, hace falta "una combinación de propuestas públicas más amplias y más completas y de propuestas sociales como los dos foros" en las que ha participado hoy en la capital grancanaria "donde se discutan las decisiones que se van a tomar y cuanto antes se empiece ese proceso mejor".

A su juicio, "las decisiones se van a tener que tomar colectivamente a través de elecciones o programas políticos". "No conozco a nadie que tenga la receta y conozco a algunos que están muy equivocados", aseveró

EL HORIZONTE DEL FIN DE LA CRISIS, 2010

"El horizonte del finalización de la crisis, entendiéndolo como caída de la economía, está en el año 2010, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)", manifestó Rato, que recalcó que "todo el mundo también coincide en que las reformas están en el centro de las cuestión y eso requiere medidas". "Habrá países que salgan rápido de la crisis y países que no", comentó.

"Si no hacemos nada las cosas por sí solo no van a cambiar y hay que discutir las medidas", añadió Rato, que, además, planteó que "el debate económico español debe centrarse en competitividad, qué sistema financiero se quiere para el futuro, cómo reactivar el crédito y el papel de la construcción".

Respecto a la construcción dijo que él "no sería tan despreciativo con el sector del ladrillo". "Me parece que es un sector vital para la economía", sentenció.