EEUU sigue en recesión; el PIB cae 6,1% trimestral

WASHINGTON (Reuters) - El Producto Interno Bruto de la mayor economía mundial se contrajo a una tasa anual del 6,1 por ciento en los primeros tres meses del año tras haber caído un 6,3 por ciento en el cuarto trimestre de 2008.

Con esta caída, la actividad económica acumula tres trimestres consecutivos de contracción por primera vez desde 1974-1975.

El ritmo de contracción de la economía estadounidense fue más fuerte de lo esperado en el primer trimestre, golpeada por una potente caída en las exportaciones y en los inventarios de las empresas.

Los analistas consultados por Reuters esperaban una contracción del 4,1 por ciento para el período enero-marzo.

Según la primera estimación del Departamento de Comercio sobre el rendimiento de la economía a inicios del año, los inventarios de las empresas se desplomaron en un récord de 103.700 millones de dólares en el primer trimestre, dado que buscaron reducir sus existencias de bienes sin vender. Esto restó 2,79 puntos porcentuales al PIB total.

Si se excluyen los inventarios, la contracción de la economía fue del 3,4 por ciento. Sin embargo, la merma en los inventarios es una señal positiva, ya que sugiere que el ciclo de corrección en las existencias podría estar terminando.

"No habrá un crecimiento positivo hasta el segundo semestre del año probablemente, pero la caída en el segundo trimestre, aunque negativa, será más pequeña", dijo Michael Darda, economista de MKM Partners en Greenwich, Connecticut.

Las exportaciones se desplomaron un 30 por ciento, en la mayor caída desde 1969, tras un descenso del 23,6 por ciento en el cuarto trimestre.

La caída en las exportaciones restó un récord de 4,06 puntos porcentuales al PIB del primer trimestre.

En tanto, la inversión de las empresas se derrumbó un récord de 37,9 por ciento, mientras que el gasto residencial cayó un 38 por ciento, el mayor descenso desde el segundo trimestre de 1980.

SUBE EL GASTO DE LAS FAMILIAS

No obstante, el informe mostró algunos puntos positivos. El gasto del consumidor, que representa unos dos tercios de la economía estadounidense, subió un 2,2 por ciento tras colapsar en el segundo semestre del año pasado.

El gasto de las familias fue impulsado por un alza del 9,4 por ciento en las compras de bienes duraderos, el primer avance en esta categoría tras cuatro trimestre de caídas.

Una importante asesora de la Casa Blanca se mostró esperanzada en que los datos podrían allanar el camino para que haya cifras "menos sombrías" en el corto plazo sobre la economía estadounidense.

"Quizá haya un poco de esperanza", afirmó Christina Romer, presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, a Reuters Financial Television.

"En la medida que eso sea una señal de que las firmas están reduciendo sus inventarios, combinado con una mejora en el gasto de los consumidores, implica que necesitamos comenzar a producir cosas nuevamente", agregó. "Nos podría poner en una posición para quizá cifras menos sombrías hacia adelante".

"No es tan malo como parece. La cifra general muestra un declive dramático pero eso fue generado por un descenso en el gasto del Gobierno, que sabemos es temporal", dijo Darda, de MKM Partners Llc.

"Vale la pena notar que el consumo fue positivo y mejor que lo esperado. Creo que el último trimestre del año pasado y este trimestre marcarán las mayores caídas que probablemente veamos en esta recesión, y después de este declive comenzará a desaparecer", agregó.

El Departamento de Comercio dijo que el paquete de estímulo económico de 787.000 millones de dólares (unos 604.000 millones de dólares), aprobado en febrero, tuvo poco impacto en las cifras del primer trimestre.

"Deberíamos ver un menor efecto de los inventarios sobre el PIB en el futuro. Deberíamos ver un crecimiento modesto en el segundo semestre por el programa de estímulo", consideró Keith Hembre, economista jefe de FAF Advisors en Minneapolis.