El Ayuntamiento dice que el error de embargo de una finca al creer que era de Arenal 2000 fue por su registro

CÓRDOBA, 26 (EUROPA PRESS) El teniente de alcalde de Hacienda del Ayuntamiento de Córdoba, Francisco Tejada (IU), informó hoy de que el error de embargo cometido sobre una finca al creer que era propiedad de Arenal 2000 fue porque el nuevo propietario no la había inscrito en el Registro de la Propiedad. En declaraciones a los periodistas, Tejada explicó que "el Ayuntamiento, como con cualquier deudor municipal, lo que hace es intentar cobrar o garantizar la deuda", y en ese sentido pidió nota simple a los distintos registros de la propiedad sobre los bienes que estaban a nombre de Arenal 2000, propiedad del empresario Rafael Gómez. Uno de esos bienes era la finca Los Nogales, que en el Registro de la Propiedad aparecía a nombre de Arenal 2000, por lo que se embargó. Posteriormente, apareció una tercera persona, que acreditó mediante una escritura de compra-venta, otorgada ante notario, que había adquirido esa finca un año antes, pero no la había inscrito en el Registro de la Propiedad, por lo que aparecía la finca a nombre de Arenal 2000, aunque ya no era de esta empresa. Tejada explicó que "como consecuencia, se ha levantado el embargo sobre esta finca", asegurando en respuesta a las preguntas de los periodistas que el Ayuntamiento "ha hecho lo que tenía que hacer para garantizar el cobro de las deudas con el Ayuntamiento y ya hay identificadas nuevas propiedades". Según señala 'El Día de Córdoba' en su edición de hoy, la empresa constructora del grupo de empresas de Rafael Gómez Sánchez, Arenal 2000, mantiene un débito con el Ayuntamiento por el Impuesto de Bienes Inmuebles de los años 2003, 2005, 2006 y 2007. Además, la suma incluye multas coercitivas realizadas a raíz de actuaciones urbanísticas sin licencia por parte de la empresa constructora. En total, el principal del débito con el fisco municipal asciende a 3.469.502 euros. Para garantizar el pago de la multa, el Ayuntamiento optó por trabar un embargo cautelar sobre una serie de propiedades. Entre ellas, según el expediente municipal, el 25 de septiembre de 2008 se procedió al embargo de una mitad indivisa en pleno dominio de la finca llamada Los Nogales, en Córdoba. En total, según los datos registrales, que fueron los que utilizó el Ayuntamiento, la superficie afectada por el embargo asciende a más de 25 hectáreas (o 250.000 metros cuadrados). La finca fue embargada junto a otra serie de propiedades a nombre del propietario de Arenal 2000 para poder garantizar el pago efectivo del débito en su fase ejecutoria. El 28 de noviembre pasado, la verdadera propietaria de los terrenos dio señales de vida ante el Ayuntamiento. Registró una solicitud ante el área de Hacienda en la que informaba que los supuestos terrenos de Rafael Gómez ahora eran de su propiedad y que el embargo no le correspondía. Según los datos de la documentación aportada, la mitad indivisa que fue cautelarmente inmovilizada fue adquirida el 16 de octubre de 2007, con su correspondiente elevación a escritura pública de la operación ante un notario de la ciudad.