"El cambio a un modelo energético sostenible puede crear 600.000 empleos en España"


Esteban Morrás: "El cambio a un modelo energético sostenible puede crear más de 600.000 empleos en España" (Foto: Acciona)

Esteban Morrás: "El cambio a un modelo energético sostenible puede crear más de 600.000 empleos en España" (Foto: Acciona)

Hace tiempo que Acciona mutó de constructora a eléctrica. Desde que en 2006 entró en el capital de Endesa, y a principios de la década actual compró la eólica EHN por 1.000 millones de euros, sólo piensa en la energía. Su primer ejecutivo en la materia es Esteban Morrás, que hoy ha destacado en Pamplona que “la transición energética es la mayor oportunidad disponible para salir de la crisis”. Morrás destacó otros efectos positivos del escenario sostenible en la economía española, entre los que citó la creación de 600.000 nuevos empleos, frente a 112.000 puestos de trabajo con la actual tendencia, según una nota de la compañía.

En este aspecto, Morrás, mano derecha del presidente de Acciona José Manuel Entrecanales, remarcó que, a partir de un precio del petróleo en torno a 66 dólares/barril, por cada dólar de aumento, el escenario sostenible crearía 5.464 empleos anuales más que el referido escenario tendencial. Según sus números, el precio del petróleo volverá a subir a medida que avance la recuperación económica. Morrás mencionó asimismo el desarrollo de una industria nacional de avanzada tecnología en posición de liderazgo mundial, la reducción de la dependencia energética exterior en 25 puntos –un 55%, frente al 80% hoy-, y el descenso de las emisiones de CO2 en un 14% desde los niveles actuales, frente a un aumento previsible del 25% si no se actúa.

España se aleja de Kyoto

El directivo de Acciona subrayó que el cambio de modelo energético es especialmente urgente en España, debido al crecimiento de las emisiones de CO2 –es el país europeo más alejado de cumplir Kioto-, la elevada dependencia energética exterior –superior al 80%, (20 puntos por encima de la media comunitaria)- y la escalada del desempleo, que ha situado a nuestro país con la mayor tasa de paro de la UE (17,4% a marzo de 2009) y más de 3,6 millones de desempleados.

Frente a ese panorama negativo, Morrás recalcó que España se encuentra muy bien posicionada para liderar el proceso de transición energética, aportando algunos ejemplos ilustrativos del liderazgo español en energías renovables. Entre ellos, recordó que es el tercer mercado eólico mundial y el segundo en energía solar; la industria nacional de las renovables ha creado ya a unos 190.000 empleos directos e indirectos; cuenta con empresas líderes mundiales en promoción eólica y fabricación de aerogeneradores, y está entre los cinco países más atractivos del mundo para invertir en energías limpias.