El FMI cree que España está en el ecuador de la crisis y ve debilidad económica hasta 2014

El Fondo Monetario Internacional revisó este miércoles sus previsiones sobre la situación económica española y describió un escenario muy negativo. Aunque habló de recuperación progresiva a partir de 2010, no será hasta 2014 cuando nuestra economía vuelva a crecer.

El organismo internacional dibuja un retroceso económico de dos años, del -3% en 2009 y -0,7% en 2010. Los economistas que dirige Dominique Strauss-Kahn creen que en 2014 España podrá retomar la senda del crecimiento de los últimos años. La institución económica hizo suyas las peticiones de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, que tanta polémica levantaron los días pasados: es necesario reformar el modelo de pensiones y de empleo de nuestro país, y además hay que hacerlo de forma urgente.

“El reto fundamental será quebrar el círculo vicioso entre el sistema financiero y la economía mundial”. Esta es la principal conclusión del Informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial publicado ayer por el FMI, según recoge José Luis Martínez, estratega de Citigroup. El pesimista informe la institución -que cada mes revisa a la baja las previsiones desde finales de septiembre- es igual de agorero para el resto del mundo también. Estima que la pérdida de valor de los activos financieros sumarán en EEUU de 2007 a 2010 los 2,2 billones de dólares, dos veces el tamaño del PIB de España. Para el conjunto mundial, hasta 4 billones con B, de los que dos tercios corresponderán a la banca.

Reforma urgente de las pensiones

El informe ‘Perspectivas de la economía global’ confirma que la recuperación de la economía mundial comenzará durante el año próximo, aunque mantiene un panorama de crisis en España durante los próximos cinco años. No será hasta 2014 cuando nuestro país registre un crecimiento sostenido.

El camino hasta 2014 no será fácil: rozaremos el 20% del paro (17% en 2009 y 19% en 2010) y la vivienda seguirá cayendo (estima que los precios podrían caer hasta un 30%), lo cual no ayudará a reactivar la economía. La institución confirma, por tanto, que nuestro país se situará a la cabeza del paro en Europa, aunque también descarta que caigamos en deflacción, como sí sucede en Estados Unidos.

La institución económica hizo suyas las peticiones de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, que tanta polémica levantaron los días pasados: es necesario reformar el modelo de pensiones y de empleo de nuestro país, y además hay que hacerlo de forma urgente.